Asaja lamenta el silencio del gobierno central sobre las históricas demandas de aumento del riego en Córdoba – Baena Televisión

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, envió por tercera vez y, ante el silencio del gobierno central, una carta a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con copia al ministro de Agricultura, Luis Planas , en el que traslada una serie de históricas solicitudes de regadío de los agricultores cordobeses, tanto de la cuenca del Guadalquivir como de la cuenca del Guadiana, para que sean valoradas e incluidas en los convenios que se adopten en los convenios que se toman a nivel nacional en términos de agua.
Asimismo, también se dirigió a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, para que estas mismas peticiones, una parte muy importante de las cuales ya han se ha tenido en cuenta en los proyectos en curso. del grupo de trabajo del Pacto Andaluz del Agua, son cedidos por el mismo al gobierno español, que es el que tiene la potestad de autorizar el incremento del riego a través de las confederaciones hidrográficas.
La gran demanda es la necesidad de ampliar el riego en Córdoba para garantizar un futuro a las fincas de la provincia. Y es que Córdoba es la provincia de la cuenca del Guadalquivir que más agua almacena, el 49,55%, y la de menor riego, solo el 16,83%. Además, Córdoba es la provincia con menor porcentaje de olivar de regadío en esta cuenca, solo el 14,39%, aunque es la segunda en olivar, por lo que, según Asaja, “esta situación empobrece nuestras zonas rural por la difícil situación de los cultivos de secano, que solo hace que el riego sea competitivo ”.
Ante esto, Asaja entienden que “hay dotaciones suficientes para revertir la situación”. En Córdoba, según datos del Ministerio de Agricultura, han dejado de utilizarse desde la década de 1990, o no se han asignado las dotaciones previstas en el plan hidrológico, un mínimo de 228 Hm3, mientras que en d el riego de otras provincias ha aumentado. a partir de esta fecha. Estos 228 Hm3 vendrían de las zonas de regadío de los ríos Guadalmellato y Guadajoz, con regadío con aporte directo y de Genil Cabra, entre otros, y darían 150.000 hectáreas de olivos de regadío para plantar, lo que supondría mucho empleo y riqueza para la provincia. .
Pero, además, Asaja asegura que “mucha agua sigue yendo al mar en distintas épocas del año”, porque no se permite el bombeo directo en los estanques de escorrentía de invierno, como ya se ha solicitado. por la comunidad de regantes de Jauja (Lucena) que ven cómo la baja rentabilidad de sus olivares de secano situados en una zona con mínimas precipitaciones está acabando con la economía de toda una ciudad.
Además, “se plantean todo tipo de obstáculos a la construcción de estanques y micro-embalses, en muchos casos por la falta de coordinación entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y los ayuntamientos que tenían o tienen estas competencias, cada uno actuando por iniciativa propia “. Existen límites al uso de agua recuperada (que parecían estar resueltos, pero aún no resueltos), o limitaciones a las nuevas concesiones de aguas subterráneas y legalizaciones de pozos, lo que ralentiza toda inversión y generación de agua. riqueza.
Además, no se soluciona el problema del tapón salino, que con 150 millones de euros se solucionaría y se liberaría otro de unos 100 Hm3. Tampoco se ha finalizado el regadío Genil-Cabra, como estaba previsto, ni la ampliación de la margen derecha del canal Genil-Cabra en Puente Genil, y no se han concedido ayudas para modernizar el riego con captación directa del Guadalquivir.
Insuficiencia de riego en Córdoba.
Así, añade Fernández de Mesa, “podemos concluir que Córdoba tiene una subdotación en regadíos muy notable respecto a otras provincias y que hay dotación suficiente para revertir la situación”. Esto es lo que le pedimos a Asaja que sea valorado en los acuerdos de agua a nivel nacional, porque no cambiar esta injusta ofensa pondría en grave peligro la economía de la Córdoba rural, tanto más cuando hay agua suficiente sin quitarle nada a nadie si se toman las decisiones oportunas, lo que permitiría colocar un mínimo de 150.000 ha en Córdoba. olivar regado a razón de 1.500 m3 / Ha ”.
Asimismo, Asaja quiere expresar categóricamente que, de no resolverse estas demandas de Córdoba, “se opondrá enérgicamente a cualquier autorización de uso de agua de Córdoba a otras provincias”, ya que ello “supondría profundizar la ‘Una ofensa contra el Córdoba como ha sucedido hasta ahora, que no sería ni justa ni razonable por el daño que esto causaría al campo cordobés ”.
Tampoco podemos olvidar que, en esta cuenca del Guadalquivir, existen importantes zonas de cría en la Sierra de Córdoba que en ocasiones tienen muy graves problemas de abastecimiento de agua para el ganado, como este año , lo que podría resolverse con autorizaciones, por parte de la Confederación Hidrográfica, de micro-reservorios de mínimo volumen o facilitando la construcción de pozos.
Finalmente, en la cuenca del Guadiana, “existe una posibilidad real y muy importante de crear una zona de regadío en esta parte de la provincia tan desfavorecida con los numerosos Hm3 disponibles en el embalse de La Colada”. Una vez resuelto en esta zona, la gran demanda es asegurar el suministro de agua para el ganado.

Escribe un comentario