Ayuntamiento y Epremasa acuerdan regularizar las tasas para el futuro, mientras se pone en marcha la compensación para el 2008

El Ayuntamiento regularizará el convenio que mantiene con Epremasa para que la tasa anual que se paga por el servicio de recogida soterrada de residuos sólidos en 2008 asciende a 112 euros se vea reducida de cara al futuro, según anunció en el Pleno de ayer el alcalde baenense, Luis Moreno, tras las negociaciones mantenidas hasta ayer mismo con la Diputación de Córdoba.

En esta misma sesión plenaria, se aprobó la compensación económica anunciada en días anteriores desde la Alcaldía por la que los vecinos recibirán la diferencia entre la tasa pagada en 2007 (incrementada en un 5% en concepto de subida anual) y la tasa de este año.

Esta diferencia asciende a 29,48 euros para las tarifas de las viviendas. Para hacer frente a dicha compensación, el Pleno habilitó una partida presupuestaria e informó del procedimiento que se pondrá en marcha para efectuar las devoluciones.

Aquellos que no tengan el pago de la basura domiciliado, deberán presentar en el Ayuntamiento la solicitud entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, fecha a partir de la cual se empezará a abonar el reintegro en las cuentas bancarias indicadas por los titulares de los recibos. Este sistema también se aplicará para los vecinos que domicilien el pago.

De cara al futuro, el acuerdo entre Ayuntamiento y Epremasa reconoce a partir del 2009 la aplicación de dos tasas diferentes: las zonas urbanas al margen de la zona de influencia de los contenedores soterrados, entre ellos el Casco Histórico y Albendín, abonarán la cuantía anual correspondientes a la Tasa B, mientras que en los espacios de la ciudad donde la recogida sea soterrada se pagará la Tasa C.

No obstante, estos últimos recibos se beneficiarán de una compensación económica procedente del montante económico que el Ayuntamiento, según recoge el convenio firmado el 12 de marzo de 2007, paga anualmente a Epremasa por la amortización de la instalación de los contenedores soterrados.Gracias a este acuerdo de última hora, la salida de Baena de Epremasa pierde fuerza.

De hecho, la propia Diputación compensará este mismo año al Ayuntamiento baenense por los gastos ocasionados por la asimilación municipal del importe de la subida de la tasa.

En este sentido, la moción aprobada por el Pleno propuso que esta indemnización se haga efectiva mediante la financiación del proyecto de “Arcén-Vía Verde del Marbella por la carretera provincial”.

Escribe un comentario