Baena Solidaria presenta un proyecto de comisaria social para pedir ayuda a IPBS para hacer frente a las consecuencias del coronavirus

Onegé Baena Solidaria es una de las cientos de asociaciones sociales y entidades locales de Córdoba que han solicitado la convocatoria de subvenciones para proyectos de servicios sociales frente a las consecuencias de la pandemia de covid-19 en la provincia.
La solicitud presentada por Baena Solidaria desarrolla un proyecto de “comisaria social” para personas y familias en riesgo de exclusión social y económicamente desfavorecidas por la pandemia de coronavirus que ha diseñado para cubrir sus necesidades de dos formas.
Por un lado, incluye a las familias residentes en las zonas de transformación social de Baena, que se encuentran en situación o en riesgo de exclusión social, y por otro, las crecientes demandas de las familias ante la crisis sanitaria. causada por la pandemia Covid-19, han visto disminuida su capacidad para tener recursos para satisfacer sus necesidades básicas.
El presupuesto solicitado para la ejecución de este proyecto asciende a 17.430,36 euros y los beneficiarios de este recurso serán referidos por el personal técnico de los servicios sociales comunitarios, quienes realizarán un diagnóstico preliminar de las necesidades y diseñarán su itinerario.
Asimismo, este proyecto irá de la mano de otra iniciativa de atención integral en zonas desfavorecidas de Baena, que está desarrollando la entidad, con el objetivo de conseguir que al mismo tiempo estas personas reciban esta “ventaja”, toman diferentes cursos. y talleres de formación que promuevan su integración socioprofesional.
No es la primera vez que Baena Solidaria pone en marcha una comisaria social, ya que a finales de 2015 puso en marcha esta misma iniciativa en una sala de “ La Muralla ” para atender las necesidades básicas de estas familias con mayores dificultades económicas, al facilitarles la compra de alimentos y productos de higiene a mitad de precio. Para ello, contaron en esta ocasión con la colaboración económica de la Delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Baena y la Obra Social de La Caixa.
Por otra parte, respecto a esta convocatoria de IPBS, su presidente, Francisco Ángel Sánchez, subrayó que “esta línea de ayuda, que tiene como objetivo financiar programas y acciones de entidades que trabajan por el bien- ser ciudadanos y mejorar sus condiciones de vida adquiere un sentido particular en el contexto actual, marcado por la pandemia y que requiere la colaboración imprescindible del tercer sector, capaz de llegar donde las administraciones públicas no pueden.
Sánchez detalló que finalizó el plazo para la presentación de solicitudes, IPBS ha recibido un total de 100 proyectos que afectan a 35 municipios de la provincia, incluida la capital. La sede electrónica de IPBS publicó el listado de entidades admitidas y entidades que deben realizar correcciones para adaptarse a las bases de la convocatoria, dotado con 200.000 euros.
Una vez finalizado el plazo de corrección, “los distintos proyectos se evaluarán según el baremo establecido en las mismas bases, concediendo las ayudas a quienes obtengan la máxima puntuación hasta que se agoten los 200.000 euros del presupuesto disponible”.
Todos los proyectos presentados supondrían una inversión de 849.255 euros, lo que demuestra “la enorme necesidad que está atravesando el tercer sector para dar respuesta a la excepcional situación que plantea la pandemia. Este sector está haciendo un excelente trabajo que deberá ir acompañado de un esfuerzo presupuestario igual al del próximo año ”.
La mayoría de los proyectos presentados corresponden a las líneas 1 y 4, de infancia y adolescencia y apoyo a personas con trastornos o discapacidades físicas, mentales y sensoriales, respectivamente. Se recibieron 25 solicitudes para cada una de estas líneas, siendo la más solicitada.
Sigue la línea 7, para proyectos destinados a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades discapacitantes físicas o psíquicas y de su entorno familiar, en el que se han presentado 21 solicitudes. En cada una de las líneas 2 y 3, proyectos destinados respectivamente a familias y personas mayores en riesgo de exclusión social, se recibieron 9 solicitudes. Finalmente, la línea 6, para proyectos orientados a desarrollar medidas que faciliten el acceso a servicios básicos para responder a emergencias alimentarias, recibió 5 proyectos.

Escribe un comentario