Carmen Pozo afirma en su proclamación “respeto” por la Semana Santa

El hermano menor, Carmen Pozo Molero, de solo 14 años, fue responsable de ensalzar la Semana Santa de Baena en 2020 en la III Proclamación de Niños organizada por la Hermandad de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, celebrada ayer en la iglesia de Santa María la Mayor.
La pequeña predicadora es alumna del tercer grado de educación secundaria obligatoria en la escuela del Espíritu Santo y desde muy joven participó muy activamente en la semana de los mayores, acompañando en sus primeros pasos a la “Borriquita” vestida en hebreo En la actualidad, es la hermana de Cristo de la Sangre y de la Centuria romana de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento.
A pesar de su corta edad, Carmen vivió con pasión y sentimientos cada día y cada momento de esta fiesta religiosa, como declaró en su proclamación en la que pidió a los hermanos “vivir, sentir y respetar la Semana Santa”. sus padres lo aprendieron, respetando los estándares que promueven más resplandor y esplendor.
Además, el pequeño predicador insistió en que “la procesión sale de la iglesia y está encerrada en la iglesia, no te vayas antes”, recordando así a niños y adultos la importancia de respetar las tradiciones y La religiosidad de esos grandes días. de la Pasión, ya que pidió a los miembros de pandillas y hermanos mayores “dar a los niños la oportunidad de participar” en eventos y procesiones.
Aunque el predicador tenía solo 14 años, en su canción, indicó claramente que es “muy madura”, contribuyendo a sus palabras, recuerdos de su primera infancia, cómo creció entre “cornetas y tambores” y cómo en la Era de la Cuaresma se durmió “escuchando los escalones inferiores”.
La proclamación fue escrita en prosa, incluso si a veces también alternaba con hermosos poemas de su escritura sobre los pasos romanos del siglo al que pertenece, que llegaron a dar más esplendor y belleza a un discurso que ya se convirtió en un acto esencial de apertura de la Cuaresma en Baena.

Escribe un comentario