Consejo da luz verde a la regulación de los períodos de caza para la temporada 2020-2021

El comité de caza del Consejo Andaluz de Biodiversidad, bajo la supervisión del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha aprobado la resolución reglamentaria de los períodos de actividad de la temporada. 2020-21 en la comunidad autónoma, con la modificación que consiste en reducir a cuatro días la acción de la caza de la tórtola europea en aplicación del compromiso adquirido a nivel nacional y desarrollado por las diferentes comunidades autónomas, Un plan de gestión europeo integral.
En los últimos días, se han debatido las resoluciones y propuestas que permitirán que la caza sostenible se desarrolle normalmente, con lo cual el gobierno andaluz mantiene un firme compromiso que la propia concejala, Carmen Crespo, ha subrayado en repetidas ocasiones. electrónicamente
A pesar de que el nombramiento no pudo hacerse en persona debido a la declaración del estado de alarma, el Comité contó con la participación de veinte representantes de todas las áreas involucradas en la actividad: Federación Andaluza de caza, empresas deportivas, organizaciones sindicales y sindicales, propietarios de conservas, asociaciones profesionales de agricultores, asociaciones medioambientales, aquellas relacionadas con la conservación de la naturaleza y áreas protegidas, Seprona y los diversos consejos del consejo competente en el asignatura, así como asesores universitarios y reconocido prestigio.
Gracias a este diálogo fluido, los días de inicio y finalización de los diferentes períodos en que se autoriza la caza de diferentes especies y métodos se han adaptado al calendario 2020-2021, que se publicará oficialmente en el Diario Oficial de la Oficina. de Andalucía (BOJA) próximamente.
Anteriormente, se informó al Comité de la situación de las poblaciones de especies de caza tras el seguimiento realizado por el Ministerio, a través de la agencia Amaya, y se informó del proyecto de decreto sobre cetrería que comenzó su tratamiento.
En la tabla de órdenes de cierre, se acordó separar la tórtola europea (Streptopelia turtur) del resto de las especies de cierre medio, lo que, debido a la situación de su población, requiere el desarrollo de un plan Caza integral europea sostenible en la que trabajan las entidades. científicos, el sector de la caza, ambientalistas y administraciones regionales, nacionales y europeas.
Por lo tanto, existe un compromiso a nivel nacional presentado a la Comisión Europea. En consecuencia, la acción de caza sobre la especie se reduce de los dieciséis días durante los cuales fue posible cazar los dos días del último fin de semana de agosto y los dos días del primer fin de semana de septiembre, lo que permite cazando solo para mañana, hasta las 12 del mediodía, y manteniendo la cuota de cinco tórtolas por cazador por día. Sin embargo, las acciones beneficiosas para las especies que tradicionalmente han sido desarrolladas por propietarios de latas y sociedades de caza, como la siembra, los comederos y los comederos, la reducción de los depredadores de muelles de tortuga y la conservación y mantenimiento zonas de anidación
Por otro lado, la comisión ha sido informada de las propuestas de términos municipales que sufren daños a sus granjas por conejos salvajes y que serán analizadas por las delegaciones territoriales para su inclusión en la resolución correspondiente, que determina las reglas, períodos, términos y limitaciones excepcionales para el control que los cazadores llevan a cabo en proporción al daño a los cultivos.
Finalmente, se han aclarado ciertos aspectos de la resolución que declara la zona de caza temporal de emergencia por daños y riesgos para la salud del jabalí y los cerdos salvajes, a fin de regular la presión de caza adecuada en las áreas de contacto entre el bosque y Campos. de cultura y tierra urbana, no tanto la presión en el bosque, el hábitat natural de la especie.
Las altas densidades de estos animales presentan un alto riesgo de transmisión de enfermedades, algunas de las cuales tienen un alto impacto en los rebaños de ganado vacuno y porcino. Por otro lado, estas densidades y una variación en la distribución y el comportamiento de los especímenes hacen más frecuentes las incursiones de estos animales en territorios urbanos y granjas, con el riesgo de daños y pérdidas que esto conlleva y que afecta a las poblaciones de otras especies salvaje
El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible agradece el compromiso y el grado de responsabilidad asumidos por todos los actores del Comité de Caza, desarrollados en circunstancias excepcionales.

Escribe un comentario