Pelicula la caida del imperio americano

El jugador

«Hay tres cosas importantes en la historia: Primero, los números, segundo, los números y tercero, los números. Por eso, los negros sudafricanos acabarán ganando, y los negros norteamericanos probablemente nunca saldrán adelante». – «Rémy», primeras líneas de Le déclin de l’Empire américain (traducción del autor)

Rémy lanza bombas de verdad «históricas» en la escena inicial: los negros sudafricanos acabarán venciendo al apartheid, mientras que los afroamericanos quizá nunca «salgan adelante». Podría considerar una carrera de futurología.

El cine popular quebequense tiene talento para plantear cuestiones muy reflexivas y existenciales sobre su propia sociedad. Denys Arcand, licenciado en Historia por la Universidad de Montreal, así como el cineasta quebequense (y posiblemente canadiense) más exitoso y célebre, fue lanzado al estrellato internacional con su película Le Déclin de l’Empire Américain / The Decline of the American Empire (1986), posterior al referéndum y en la época de Reagan, que personifica esta tendencia.

La narrativa cínica, sombría y, en general, terriblemente melancólica de la película gira en torno a un grupo de historiadores de la Universidad de Montreal, ofensivos, existencialmente deprimidos y hedonistas, que viven en una sociedad sin salida y sin sentido, donde su único y fugaz consuelo se encuentra en una actividad sexual frívola y cuestionable. Su estilo de vida nihilista, que consiste en engullir vino en las cenas y acudir a los salones de masaje, también parece impedirles hacer un minuto de investigación o escribir una línea de historia.

El trabajo de brink

La caída del imperio americano (en francés: La chute de l’empire américain) es una película canadiense de suspense criminal de 2018[3] escrita y dirigida por Denys Arcand y protagonizada por Alexandre Landry, Maxim Roy, Yan England y Rémy Girard. Trata sobre un hombre (Landry) que, tras un robo a mano armada en Montreal, descubre dos bolsas de dinero y no sabe qué hacer con ellas. Basada en un tiroteo en el Viejo Montreal en 2010, está relacionada temáticamente, pero no es una secuela directa, con La decadencia del imperio americano, de Arcand, de 1986, y con Las invasiones bárbaras, de 2003[4].

La película se estrenó en Quebec el 28 de junio. Posteriormente se proyectó en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2018 y en el Festival Internacional de Cine de Valladolid, donde obtuvo el Premio FIPRESCI.

Pierre-Paul Daoust trabaja como repartidor para pagar sus facturas a pesar de tener un doctorado en filosofía, creyéndose demasiado inteligente para tener éxito. Mientras trabaja en un reparto en Montreal, es testigo de un robo que termina en un tiroteo mortal, dejando dos bolsas de gimnasio llenas de millones de dólares en efectivo sin vigilancia en el suelo. Se apresura a coger las bolsas y colocarlas en su camión de reparto cuando llega la policía. Le interrogan como testigo antes de despedirle. Pierre-Paul alquila un almacén para colocar las bolsas y el grueso del dinero en efectivo, guardando una parte en su apartamento. Sin saber qué hacer con esta cantidad de dinero, ve en las noticias que el motorista Sylvain «El Cerebro» Bigras sale de la cárcel, durante la cual Bigras también pudo cursar una licenciatura en finanzas. Pierre-Paul se acerca a Bigras nada más salir de la cárcel y le pide que le sirva de analista financiero.

El atraco del siglo

Pierre-Paul Daoust, de 36 años, intelectual y doctor en filosofía, se ve obligado a trabajar como repartidor para poder ganarse la vida. Un día, mientras entrega un paquete, se ve envuelto en un atraco que sale mal: dos muertos y millones en bolsas de dinero tiradas en el suelo. Pierre-Paul se enfrenta a un dilema: ¿se va con las manos vacías o coge el dinero y huye?

En la televisión, interpreta a Theodore en LES PAYS D’EN HAUT III. Forma parte del reparto de las tres temporadas de la serie BLUE MOON, interpretando el papel de Francis. También participó en la serie juvenil CAMPING DE L’OURS, e interpreta a Julien en las dos temporadas de CHEVAL-SERPENT.

En 2014, en AMOR EN TIEMPO DE GUERRA CIVIL, de Rodrigue Jean, interpreta el papel de Alex, un joven adicto que lucha por sobrevivir en el mundo de la prostitución. Esa actuación le valió una nominación en la GALA DU CIENMA QUEBECOIS, y formó parte del programa Rising Stars del TIFF, donde se estrenó la película de Rodrigue Jean.

En menos de diez años, la franco-canadiense Maripier Morin (Aspasie/Camille Lafontaine) se ha impuesto como una de las estrellas canadienses de más rápido ascenso. Con una envidiable carrera como una de las principales presentadoras de televisión de Quebec, no rehúye ninguna nueva oportunidad para ampliar su audiencia y mostrar a todo el mundo su aparentemente interminable conjunto de habilidades.

El estrellato

Se podría perdonar que se confundiera el título de la última película del cineasta canadiense Denys Arcand, el crimen capitalista «La Caída del Imperio Americano», con el de su charla sobre la batalla de sexos de 1986, «La Decadencia del Imperio Americano». Aunque se trata de historias diferentes, están cortadas por el mismo patrón Arcand de sofisticados lamentos morales, con lecciones mordaces sobre los males de la sociedad que salen de la boca de los cínicos personajes.

Sin embargo, «Fall» tiene un lienzo de entretenimiento más amplio, con su comentario sobre la avaricia, la desigualdad y la caridad compartiendo espacio con elementos de cabriolas irónicas sacadas de una comedia de los Estudios Ealing. La mezcla es, en su mayor parte, bienvenida, salvo por un personaje poco atractivo, una historia de amor retrógrada y un aire casi demasiado displicente para su propio bien.

El montaje se parece un poco a lo que Woody Allen le habría dado a su personaje schlemiel a principios de los años 70: Pierre-Paul (Alexandre Landry) es un conductor de servicio de reparto (con un doctorado en filosofía) en Montreal que cree que es demasiado inteligente para tener éxito financiero; «Los grandes escritores eran tan tontos como las mulas», se queja cuando termina con su novia (Florence Longpré) en la escena inicial. Es un novio despiadado, pero también un benefactor, ya que también le vemos dar dinero a un vagabundo con el que claramente tiene amistad.