El ayuntamiento firma el contrato de las obras de puesta en valor de las termas de Torreparedones – Baena Televisión

El Ayuntamiento de Baena firmó el contrato para la ejecución de la primera fase de las obras de protección y puesta en valor de las aguas termales del yacimiento arqueológico de Torreparedones, que cuenta con un presupuesto de unos 200.000 euros de Adegua, tras el cierre de El pasado mes de junio comenzó el plazo de licitación, durante el cual se adjudicó una empresa especializada de la ciudad de Murcia de Lorca.
El principal objetivo de esta intervención es que las termas romanas mantengan su estado de conservación y conserven todos los elementos originales que han aparecido, consolidándolos y restaurándolos in situ. Esta obra será realizada por un arqueólogo encargado del seguimiento de las excavaciones, un arquitecto especialista en patrimonio histórico y un restaurador especializado en inmuebles, encargado de los trabajos de consolidación.
22162 “style =” width: 413px “class =” wp-caption alignnone “> Cristina Piernagorda, durante la firma del contrato de las obras de las termas de Torreparedones Foto: Ayuntamiento de Baena.
Según informó el Ayuntamiento de Baenense, la intervención de las aguas termales se realizará en tres fases. El primero, que es el que se hará ahora, concretará una intervención en las paredes. A partir de ahí, se realizará una limpieza superficial en las zonas donde no exista riesgo de desprendimiento con medios mecánicos secos: cepillos de cerdas suaves, cepillos y bisturís, especialmente en la parte superior de las paredes. También se retirarán los morteros no originales fracturados en zonas puntuales, que sirvieron para estabilizar los cantos en el enlucido de los muros, restaurándolos con los mismos utilizados.
Por otro lado, se consolidarán áreas específicas utilizando, primero, alcohol y agua desmineralizada al 50%, luego Acril 33 con agua desmineralizada. Finalmente, se aplicará un biocida con agua desmineralizada como método preventivo.
Durante la segunda fase se trabajará en el muro levantado este que presenta una discontinuidad que pone en riesgo su estabilidad, y en la tercera fase se trabajará en el muro elevado norte que requiere reposicionamiento de las partes que presentan un riesgo de colapso. A posteriori, las piezas de apoyo se nivelarán y colocarán, en armonía con el resto de taquillas en el alzado, pero con un acabado material que le permita destacar.

Escribe un comentario