El ayuntamiento retoma la actividad de cinco obras de reurbanización y adaptación paralizadas por covid-19

El consejo municipal de Baena está reanudando varios trabajos actualmente interrumpidos debido a la actual crisis de salud. Entre ellas se encuentra la intervención en la calle San Gonzalo, que consiste en la rehabilitación de pavimentos y pavimentos, y que también incluye el reemplazo de la red de alcantarillado y la mejora de las redes de agua.
Asimismo, se corrigieron ciertas fugas en el sector de la calle Juan Valera en esta carretera y se tomaron medidas en la superficie de la carretera que mejoraron considerablemente la circulación de peatones. De esta manera, el pavimento pavimentado se utilizaba para el tráfico rodado y para las aceras en baldosas de granito.
21048 “style =” width: 413px “class =” wp-caption alignnone “> Estado actual de trabajo en la calle Rey Fernando. Foto: Ayuntamiento de Baena.
Por otro lado, el trabajo para eliminar las barreras arquitectónicas que comenzaron a fines de 2019 en la intersección de la calle Rey Fernando y la calle Priego están prácticamente finalizadas y se reanudan estos días después del inicio de las fases de reducción de escala. y que tiene la intención de permitir un cruce de peatones, ya que es un estacionamiento regular, fue difícil de cruzar.
También se está preparando otro cruce de peatones, que cruza la calle Rey Fernando hacia la calle José María De los Ríos, que será el próximo proyecto que intervendrá este año en barreras arquitectónicas. La intención es que desde la puerta de la farmacia, podamos cruzar el área opuesta, donde se encuentra la mercería.
Este trabajo se completó en ausencia de un enlace entre una sección de la acera de la calle Priego, donde se corrigieron las pendientes de los garajes que impedían que la gente se moviera. Finalmente, se ha ampliado para establecer una superficie más o menos plana.
Del mismo modo, el trabajo en el elevador de la calle Alta se ha completado y se han instalado dos sistemas de elevación de personas justo en la entrada, lo que permitirá conectar la planta baja y el piso de actividad ubicado principalmente . En el centro, hay un piso donde se encuentran los baños, conectados por una pequeña plataforma elevadora, que puede acomodar a una persona en silla de ruedas o con movilidad reducida. Esto también permitirá que todo el edificio esté conectado y activado. Los inodoros en el primer piso no están activados, por lo tanto, este trabajo se ha incluido en el plan de eliminación de barreras 2020/2021.
En Albendín, se han completado los vestuarios del pabellón, que corresponde a la fase de construcción de este año y que incluyó la estructura y el revestimiento exterior. Asimismo, el trabajo ha continuado en el plan de aldea de 2019 en la “Plazuela”.

Escribe un comentario