El ayuntamiento toma medidas especiales en gestión fiscal durante el estado de alarma

El Ayuntamiento de Baena lanzó una serie de medidas sobre la gestión y recaudación de impuestos con motivo de la declaración del estado de alarma. Estas propuestas incluyen el establecimiento de nuevos períodos de cobro voluntario para el impuesto a la propiedad urbana, el impuesto a la propiedad rural y el impuesto a los vehículos con tracción mecánica.
Las nuevas fechas de pago de estos impuestos se han extendido como una alternativa al calendario de impuestos aprobado al comienzo del año, con el fin de proteger a las familias en este municipio de los efectos negativos de la emergencia de salud actual.
En este sentido, el Consejo indicó que para el IBI urbano, la nueva fecha de recolección propuesta sería entre el 1 de junio de 2020 y el 4 de agosto del mismo año. Por otro lado, el IBI rústico tendrá un período de recolección que se extenderá desde el 18 de junio de 2020 hasta el 18 de agosto del mismo año.
Y finalmente, el IVTM, que se recaudará entre el 3 de septiembre de 2020 y el 11 de noviembre de 2020. Con respecto a las deudas que vencen en el período de declaración de alarma, su fecha se extenderá automáticamente diez días hábiles después de su terminación, según lo establecido por el Real Decreto 8/2020 del 17 de marzo.
Finalmente, especificaron que este real decreto está disponible para su consulta en el sitio web oficial del BOE, donde se especifica que el límite de tiempo para presentar una apelación contra los actos fiscales dictados por el Instituto de Cooperación con el Tesoro local que no no había adquirido firmeza, no fue Comenzará hasta el 1 de mayo de 2020.

Escribe un comentario