La policía local maneja más de 700 sanciones, 260 quejas y 24 arrestos por violar el estado de alarma

Baena y Albendín continúan enfrentando las últimas etapas de desescalada, donde el final del estado de alarma se acerca cada vez más. Este momento también se utiliza para hacer datos comparativos y para conocer el alcance de los efectos secundarios de esta pandemia.
En este sentido, por parte de la delegación del interior del ayuntamiento de Baena, se estableció un equilibrio entre las acciones realizadas por la policía local durante el período de aplicación del Real Decreto 463/2020 del 14 de marzo, declaró un estado de alarma para la gestión de la situación de crisis de salud causada por Covid-19, con el objetivo principal de proteger la salud y la seguridad públicas, es decir, la realización de diversas acciones en el propósito expreso de garantizar la salud de todos los ciudadanos.
Durante este tiempo, la policía local procesó más de 700 sanciones de todo tipo y propuso un total de 260 denuncias por incumplimiento de las restricciones establecidas en el Real Decreto 463/2020, lo que significa que un total de 260 personas fueron castigados “por ignorar la detención”.
Además, se procesaron un total de 384 casos por reclamos relacionados con delitos de tránsito, donde también se iniciaron cinco procedimientos para la prevención de accidentes de tránsito con daños a la propiedad. Se registraron hasta 32 denuncias por violación de la ley orgánica 4/2015 del 30 de marzo, en referencia a la protección de la seguridad de los ciudadanos, y un total de 24 detenidos que permanecieron en celdas municipales, así como 22 Se han registrado otras quejas. recogido en la sede de la policía local de varios tipos.
Los principales delitos sujetos a estas sanciones incluyen la posesión o consumo de estupefacientes, la posesión de armas prohibidas u objetos peligrosos, el incumplimiento de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y la ocupación ilegal de casas. También son dignos de mención siete informes de delitos contra la seguridad vial; cinco por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y dos por negarse a realizar una prueba de alcoholemia.
Además de las acciones descritas, el trabajo de la policía también consistió en asesorar a los ciudadanos frente a las numerosas dudas legislativas generadas durante la duración del estado de alarma. Según los informes de la jefatura de policía, durante este período, se recibieron numerosas llamadas telefónicas para buscar asesoramiento e información, debido a los continuos cambios legislativos y la renovación que se publicó durante este período, consultas Hubo muchos y los agentes respondieron preguntas sobre movilidad personal y la posibilidad de llevar a cabo diversas actividades económicas.
En cuanto a las otras intervenciones menores, la policía local registró hasta 16 denuncias por conducir bajo la influencia de narcóticos y otras 15 por incumplimiento de la ordenanza sobre higiene municipal y la ordenanza contra ciertas actividades de ocio. en la vía pública (‘botella grande’).
Finalmente, la policía local quiso agradecer el buen comportamiento demostrado por los ciudadanos de Baena y Albendín durante las largas semanas que tuvieron que permanecer bajo arresto domiciliario. De esta manera, no solo se protegen a sí mismos, sino que también ayudan a prevenir la propagación del virus.
El gobierno municipal también agradeció el encomiable trabajo que realizó la policía local durante esta emergencia de salud, que continuó uniendo fuerzas ante un enemigo tan desconocido.

Escribe un comentario