La primitiva colonia de cernícalo de Baena sufre un ligero revés

El Silo de Baena acogió este fin de semana el segundo día del censo y el zumbido de los pollos de la pequeña colonia de cernícalos que anida en estas instalaciones municipales y que, desde 2011, han estado llevando a cabo voluntarios de los Ecologistas en Acción GRODEN de Baena y de GREFA – Grupo para la rehabilitación de la fauna indígena y su hábitat – Majadahonda, con la colaboración del biólogo Diego Jordano, profesor de la Universidad de Córdoba y responsable del “Proyecto de Piratería” en la UCO.
El portavoz de Baena para GRODEN-Ecologistas en Acción, Francisco Ordóñez, dijo a Baena Television, “durante los dos días de censos y llamadas que hicimos, se registraron un total de 60 pollos y 19 parejas. , que es una ligera disminución con respecto al año pasado, cuando 24 parejas anidaban aquí. ”
21709 “style =” width: 414px “class =” wp-caption alignnone “> Uno de los nidos de pollos huérfanos instalados en el Silo. Foto: TV Baena.
“Sin embargo”, dijo Ordóñez, “estas variaciones corresponden a parámetros normales, ya que es una ave migratoria que proviene de África y, a veces, menos. De hecho, el registro de este año es el mismo que de 2018 “, aseguró que” la colonia que anida en el Silo está consolidada y no hay preocupación por esta ligera disminución en comparación con el año pasado “.
“Si se ha observado una menor presencia de nidos este año, y esto es más preocupante, es en los muros del castillo y los campanarios de las iglesias de San Francisco, San Bartolomé y Santa María la Mayor, así como en “Los techos de algunas casas en el casco antiguo y especialmente en el campo, donde solo quedaban unos pocos nidos el año pasado”, dijo el portavoz de GRODEN.
21710 “style =” width: 374px “class =” wp-caption alignright “> Un macho adulto Cernícalo se posa en uno de los nidos del Silo. Foto: TV Baena.
Ordóñez también dijo que otro problema que afecta la reducción de la población de esta especie es “el uso excesivo de biocidas y herbicidas, ya que la dieta de estas aves se basa principalmente en insectos como los cigarrillos, langostas y grillos; y pequeños roedores como ratones y topillos. “Por esta razón, recomendó” evitar el uso de estas prácticas en la agricultura, así como favorecer y respetar las fronteras y las zonas de barbecho donde estas aves buscan sus presas “.
Por su parte, el biólogo de la Universidad de Córdoba, Diego Jordano, subrayó la importancia de la colonia de cernícalos primitivos en el Silo de Baena, que “es uno de los más numerosos de la provincia y una referencia a nivel Andaluz para la recuperación de esta especie “.

Escribe un comentario