Las cooperativas tildan de “tomadura de pelo” la licitación del almacenamiento del aceite

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha tildado de “tomadura de pelo” la segunda licitación de almacenamiento privado de aceite de oliva y ha advertido de que el pobre resultado de estas operaciones no sólo no ayuda a recuperar los precios, sino que los hunde aún más. Así lo ha señalado en declaraciones a Efeagro el presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Cooperativas, Rafael Sánchez de Puerta, quien se ha mostrado crítico tanto con la Comisión Europea (CE) como con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

“Si no hay voluntad de apoyar al sector, que no nos tomen el pelo. Con estas medidas adoptadas a espaldas del sector lo único que se consigue es un mayor hundimiento de los precios”, ha censurado Sánchez de Puerta, quien ha estimado que tras la primera licitación el aceite de oliva se abarató en torno a 15 céntimos por litro y calcula que, tras la segunda, “pasará lo mismo”.

El Comité de Gestión de Mercados de la Comisión Europea, ha aprobado esa segunda licitación de las ayudas para el almacenamiento privado fijando en un euro por tonelada para el aceite de oliva virgen y en 1,1 euros por tonelada para el aceite de oliva lampante, por encima de los 83 céntimos de la primera licitación, cuando se permitió la retirada de 3.650 toneladas, apenas un 3 % del total demandado por el sector, que además exigía que esas ayudas estuvieran por encima de los 1,30 euros por tonelada.

El sector se siente enormemente decepcionado, una vez más. La disposición mostrada para almacenar en esta segunda licitación por un volumen superior a 100.000 toneladas de aceite de oliva se ha ido al traste de un plumazo, al conocerse que finalmente tan solo 17.629 toneladas han sido aceptadas. El resultado de esta segunda licitación también ha recibido críticas por parte del ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que se ha declarado “decepcionado” por la “falta de ambición” mostrada por la Comisión.

En esas declaraciones a Efeagro, Sánchez de Puerta ha insistido en que “si ya estábamos indignados, las declaraciones del ministro nos indignan aún más. Que el ministro venda que el malo es Bruselas como si las cosas no fueran con él… España representa el 70 % de la producción de aceite en Europa, tenemos que ir a Bruselas a influir en las decisiones y no sólo a tomar nota”, ha reclamado. Sánchez de Puerta ha incidido además en el “varapalo tremendo” propinado al sector por Estados Unidos al decidir en octubre subir los aranceles al aceite de oliva español, lo que en la práctica encarece y dificulta sensiblemente que pueda ser vendido en dicho mercado.

“Los aranceles llegaron en precampaña electoral y el ministro consiguió que Bruselas autorizara el almacenamiento privado para atenuarlo. Se nos dijo que no habría límites ni de cantidad ni de presupuesto porque se iba a hacer en volumen suficiente para que hubiera una recuperación de los precios. Pero las dos primeras licitaciones han sido una tomadura de pelo”, ha planteado.

Como ejemplo, ha citado las licitaciones realizadas en 2009 y 2011, cuando la CE llegó al fijar el precio de retirada en 1,3 euros por tonelada y día. “Diez años más tarde y por el momento lo han establecido en 83 céntimos –en la primera licitación– y entre 1 y 1,1 euros –en la segunda–”, ha recalcado.

Y es que Cooperativas Agro-alimentarias de España no entiende que el límite fijado por la Comisión Europea sea inferior al establecido en licitaciones como la de 2009 o 2011 (1,3 euros por tonelada y día), “cuando el sector se encuentra enormemente debilitado tras esa reciente imposición de un 25% de aranceles por parte de Estados Unidos y tras el anuncio por parte del ministro, Luis Planas, de que el almacenamiento serviría para reequilibrar el mercado”.

“Ante esta situación, ya irreversible, las cooperativas no descartan anunciar movilizaciones en las próximas semanas como señal de protesta ante esta situación inadmisible”, han sentenciado fuentes de Cooperativas Agro-alimentarias.

En el mismo sentido se ha pronunciado el responsable del sector del aceite en COAG-Andalucía, Juan Luis Ávila, quien ha asegurado tras conocer la segunda licitación “no nos queda otra que tirarnos a la calle para defender nuestros derechos, lo que es justo y de justicia”.

Por su parte, UPA ha insistido en que “está muy claro que la agricultura mediterránea, y sobre todo el olivar, no es una prioridad para Bruselas. Es vergonzoso que, por segunda vez consecutiva, nos tomen el pelo de esta manera”.

Escribe un comentario