Las familias con ingresos mínimos en Córdoba aumentaron 136% en abril a 1,019

La nómina de abril de la renta mínima para la inclusión social en Andalucía gestionada por el Ministerio de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación alcanzó un importe de 1.877.442,17 euros en Córdoba, lo que permitió con la ventaja de pasar de 432 familias en marzo a beneficiar a 1,019 en abril, un aumento del 136% (587 núcleos familiares más).
Esto fue indicado por el Consejo en una nota en la que especificaba que la mejora de estos datos era posible gracias a las medidas acordadas en el Decreto Legislativo 6/2020, de 30 de marzo, que establece medidas administrativas extraordinarias y urgentes. en el campo social y económico debido a la situación causada por el coronavirus, lo que permite agilizar la resolución de casos de emergencia o emergencia social ya presentados, así como las solicitudes de extensión.
La Delegada Territorial de Educación, Deportes, Igualdad, Políticas Sociales y Reconciliación del Consejo en Córdoba, Inmaculada Troncoso, aseguró que las medidas vinculadas al ingreso mínimo permitirán a la Administración Autónoma “responder con mayor agilidad en situaciones de empeoramiento, la vulnerabilidad de las personas o unidades familiares que exigen el ingreso mínimo para la integración social en la provincia y que pueden beneficiarse lo antes posible de la concesión de estas ventajas económicas ” .
Además, para estas familias, el presupuesto destinado a la asistencia financiera a las familias se ha incrementado a 15,3 millones de euros en Andalucía, o un 20% más para 2020. Una medida que beneficiará a toda la comunidad a unos 16 000 familias y 29 000 menores y que está pendiente de publicación en el Diario Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).
Estas medidas extraordinarias complementan las ya implementadas en el marco del plan de choque del Ministerio de Igualdad para el ingreso mínimo para la inclusión social en Andalucía, como el fortalecimiento de 1.260 profesionales de servicios sociales comunitarios impuestos al procesamiento electrónico para mejorar los procesos de gestión interna, la automatización de la validación de los requisitos y las fases del procedimiento o la puesta en servicio de un simulador en línea que permite verificar si se cumplen las condiciones para recibir el servicio.
Además, el gobierno andaluz está trabajando para modificar las regulaciones que rigen el ingreso mínimo, en base a las conclusiones de la evaluación del primer año de implementación del decreto legislativo realizado en colaboración con la Red de Reducción de la Pobreza y Exclusión social en Andalucía.

Escribe un comentario