Diputación y UPA firman convenio para la mejora de la cualificación y formación agraria en la provincia

La Diputación de Córdoba y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) han firmado un convenio de colaboración para mejorar la cualificación y formación agraria de las personas que laboran en las zonas rurales de la provincia. El proyecto cuenta con un presupuesto de 12.500 euros, de los que la Diputación de Córdoba aporta 10.000 y la entidad beneficiaria el resto.
Esta colaboración entre la UPA y la Diputación se concretará a través de diversas formaciones. Así, el convenio prevé, por un lado, cursos de formación de 60 horas para la obtención de la Tarjeta Aplicadora de Plaguicidas a nivel cualificado por parte de los agentes del sector, a través de los cuales los participantes podrían obtener la tarjeta aplicadora y desarrollar la actividad de tratamientos fitosanitarios. . Se impartirán un mínimo de dos cursos impartidos por la Geografía Provincial y siempre en formato presencial.
Por otro lado, el convenio también prevé la mejora de la cualificación profesional en olivicultura, siendo fundamental la cualificación de los profesionales que trabajan en este subsector agrario. Para ello, se organizarán un mínimo de tres cursos de poda de olivo en las zonas donde este cultivo esté presente de forma predominante. Habrá cursos de carácter teórico-práctico, de 30 horas de duración y 20 alumnos por edición, incluyendo un curso sobre la gestión del olivar en régimen ecológico.
Durante la firma de este convenio, el máximo representante de la institución provincial, Antonio Ruiz, destacó que “para promover un desarrollo socioeconómico equilibrado y sostenible de nuestra provincia, promoviendo la mejora y estabilidad de los ingresos agrícolas, es fundamental desarrollar la formación por acciones que nos permitan mejorar la calificación de nuestros agricultores ”.
Con este tipo de iniciativas, subrayó Ruiz, “estamos ayudando a fijar la población en el territorio, porque el refuerzo de la actividad en el medio rural pasa por el mantenimiento y la mejora del empleo existente en cada zona y, sin duda, el El sector agroindustrial cordobés es fundamental en este sentido ”, destacando que“ la cualificación profesional del sector es fundamental tanto para la estabilidad del dominio como para la creación de nuevas oportunidades en materia de ’empleo’.
En este sentido, el presidente de la Diputación insistió en que “si formamos a nuestros agricultores en aspectos como fitosanitarios, podas, etc., les ayudaremos a tener un valor añadido que los diferenciará o no de los temporales. labor. cualificado “.

Escribe un comentario