Subida de impuestos pedro sanchez

La crisis del gas deja a europa en busca de soluciones

MADRID, 13 sep (Reuters) – España limitará los precios del gas, recortará los impuestos y redirigirá los beneficios de las empresas energéticas como parte de un paquete de medidas para reducir los crecientes precios de la electricidad, dijo el lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una entrevista.

«Vamos a quitar esos beneficios extraordinarios que obtienen las empresas energéticas… y los vamos a trasladar a los consumidores», dijo, añadiendo que el impuesto especial sobre la electricidad bajaría del 5,1% al 0,5%.

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el paquete en su reunión semanal del martes. También incluirá la prórroga de un tipo reducido de IVA y la suspensión de un impuesto sobre la generación del 7% hasta finales de año.

Los precios de la electricidad al contado, que suponen alrededor de un tercio de la factura eléctrica de los consumidores, llevan semanas batiendo récords, alcanzando el lunes un máximo histórico de 154,16 euros por megavatio-hora, según el operador del mercado OMIE.

Apostando por que la energía limpia y barata mantendrá los precios bajos a largo plazo, España planea subastar 3.300 megavatios de capacidad renovable en octubre, con casi una quinta parte destinada a entrar en funcionamiento en el plazo de un año.

Simpsons

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha afirmado que las medidas puestas en marcha se mantendrán en el primer cuatrimestre de 2022 y permitirán que el recibo medio de la luz sea más bajo este año que en 2018.

El jefe del Ejecutivo ha calificado de «extraordinario» el esfuerzo realizado para reducir la fiscalidad de la electricidad doméstica en más de un 60%, con la reducción del IVA del 21% al 10%, del impuesto especial de la electricidad del 5,1% al 0,5%, y la suspensión del impuesto del 7% a la producción eléctrica.

Con estas medidas, 27,7 millones de hogares españoles, autónomos y pymes han visto reducido su recibo de la luz, explicó Sánchez al senador Javier Maroto, del Grupo Parlamentario Popular, durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta.

Para seguir protegiendo a los consumidores, ha continuado Sánchez, estas medidas se extenderán durante el primer cuatrimestre de 2022, así como los descuentos para los colectivos vulnerables beneficiarios del bono social.

El presidente ha asegurado que, de esta forma, el Gobierno cumple con el compromiso, que él mismo adquirió, de que el recibo de la luz en 2021 será, de media, similar al de 2018, descontada la inflación.

Iratxe garcía pérez la presidenta del s&d pide un ambicioso

MADRID (Reuters) – El gobierno de izquierdas español anunció el martes sus planes de subir los impuestos a las grandes empresas y a las rentas altas para financiar un mayor gasto en asistencia social e infraestructuras, como parte de su agenda progresista.

Con la previsión de que la economía, afectada por el coronavirus, se contraiga un 11,2% este año y los ingresos fiscales disminuyan un 7,6%, el Gobierno pretende aumentar los ingresos presupuestarios de 2021 en 6.800 millones de euros (8.040 millones de dólares), lo que le daría más fuerza para gastar para salir de la crisis.

Los gobiernos de todo el mundo han dicho hasta ahora muy poco sobre cómo piensan pagar el coste de los niveles sin precedentes de ayuda estatal a las economías afectadas por el virus. Incluso el Fondo Monetario Internacional dijo la semana pasada que la prioridad por ahora era controlar la pandemia y luego fomentar la recuperación económica.

El presupuesto español de 2021 reducirá las exenciones fiscales para los dividendos de las filiales de las grandes empresas al 95% desde el 100%, mientras que los fondos de inversión inmobiliaria se enfrentarán a un tipo impositivo mínimo del 15% de los beneficios, dijo Sánchez. Anteriormente, estas empresas se beneficiaban de varias reducciones.

Jörg meuthen eudebates plan europeo de recuperación

Pedro Sánchez ha empezado 2022 cobrando más. Como ‘buenos’ funcionarios, los miembros del Ejecutivo también han aplicado la subida salarial aprobada para los empleados públicos en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 -que excluye a senadores y diputados- a pesar de la mala gestión de la pandemia y la crisis económica. Mientras tanto, el Gobierno empobrece a las familias españolas con una subida de impuestos para pagar a la fiesta del gasto socialista en pleno aumento de los precios de la energía y la subida desorbitada del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Por su parte, en su tercer año en el poder, los ministros del primer gobierno de coalición verán incrementado su salario anual hasta los 76.355,28 euros frente a los 74.858,16 euros brutos que percibían en 2021, lo que supone un sueldo mensual de 6.362 , 94 euros, sin pagas extras. Así, su sueldo mensual ascenderá a 7.211,84 euros, ya que no tiene derecho a pagas extraordinarias, como los ministros. Ello, sin perjuicio de las retribuciones por antigüedad que les puedan corresponder si también son funcionarios.