Zapatero asegura que la nueva financiación autonómica tendrá en cuenta la dispersión y la edad de la población

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantó hoy que el nuevo modelo de financiación autonómica, que tendrá como criterio principal la población, incorporará además factores de ponderación como la dispersión o la pirámide poblacional.

En un encuentro informal con periodistas en el Palacio de la Moncloa, Zapatero señaló que aunque está claro que el criterio básico será la población el esquema actual se basa en la población de 1999 hay que analizar otros factores, como la edad de la población y si eso tiene incidencia en el coste de los servicios básicos.

En el nuevo modelo, añadió, el Gobierno intentará que la financiación media por habitante no sea muy desigual entre comunidades autónomas, pero reconoció que no puede ser exactamente la misma porque lo esencial es que en todos los territorios se presten servicios públicos de calidad.

Ahí entran variables como la dispersión de la población, que puede elevar, por ejemplo, el coste del transporte escolar en comunidades como Asturias o Galicia. Zapatero, que recibió anoche en Moncloa a todos los presidentes autonómicos del PSOE, aseguró que la reunión fue “muy positiva” y vio “bastantes posibilidades” de que se alcance un acuerdo.

El acuerdo podria llegar despues de agosto

A su juicio, la fecha del 9 de agosto la que marca el Estatuto de Cataluña para que su financiación esté acordada es una referencia, pero admitió que el acuerdo podría llegar más tarde, en septiembre u octubre, con tal de que el nuevo sistema esté listo a tiempo para entrar en vigor en 2009.

Para ello, señaló que el Ministerio de Economía iniciará de inmediato hoy mismo contactos bilaterales con todas las comunidades autónomas, durante un periodo de unas cuatro semanas. En esas reuniones, continuó Zapatero, se buscarán soluciones a las particularidades de cada comunidad autónoma y de este modo se ajustarán los mecanismos para garantizar la solidaridad.

En cuanto a los mecanismos de nivelación, Zapatero consideró que el debate sobre si éstos deben ceñirse a la sanidad, la educación y los servicios sociales “tiene un alcance muy limitado”, porque estas tres competencias incluyendo la atención a las personas dependientes, puntualizó representan en la práctica el 90% de los gastos que tienen que sufragar las comunidades autónomas.

Aparte de estas tres, prosiguió, la única competencia importante es la Justicia y eso, cuantitativamente, tendrá un impacto limitado. El modelo de financiación autonómica tiene como objetivo que las comunidades autónomas puedan hacer frente a los gastos derivados de sus competencias.

Para ello, el Estado cede parte de la recaudación de impuestos, actualmente el 33% de IRPF y el 35% del IVA, pero se espera que la cesión se eleve al 50% en ambos casos y al 58% de los impuestos especiales, como prevé el Estatuto catalán.

Posteriormente, las comunidades que no ingresan suficiente para cubrir los servicios que deben prestar se benefician de mecanismos de nivelación. En todo caso, Zapatero incidió en que un elemento del nuevo modelo será una mayor corresponsabilidad fiscal de las comunidades autónomas.

Negociaciones bilaterales como hizo el pp

El presidente del Gobierno consideró además normal que el nuevo modelo se negocie bilateralmente con cada comunidad autónoma antes de llevarlo al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y recordó que el Gobierno del PP también negoció así el actual modelo en 2001. A pesar del cruce de declaraciones de las últimas semanas, Zapatero aseguró que en la cena de anoche no hubo un “frente anticatalán” contra el presidente de la Generalitat, José Montilla.

A la cena también asistieron: los presidentes autonómicos de Andalucía Manuel Chaves; Aragón, Marcelino Iglesias; Asturias, Vicente Álvarez Areces; Baleares, Francesc Antich; Castilla-La Mancha, José María Barreda; Extremadura, Guillermo Fernández-Vara y Galicia, Emilio Pérez Touriño, y la vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga.

Junto a ellos, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; la secretaria de Política Económica del partido, Inmaculada Rodríguez-Piñero y los dos vicepresidentes del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes.

Escribe un comentario