Año de la division de checoslovaquia

República checa

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Disolución de Checoslovaquia” – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (noviembre de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Orígenes de Checoslovaquia1918Primera República Checoslovaca1918-1938Acuerdo de Munich1938Segunda República Checoslovaca1938-1939Ocupación alemana1939-1945Bohemia y Moravia1939-1945República Eslovaca1939-1945Tercera República Checoslovaca1945-1948Golpe de Estado1948República Socialista Checoslovaca1948-1989Primavera de Praga/Invasión1968Revolución de Terciopelo1989Post-revolución1989-1992Disolución de Checoslovaquia1993

Algunos eslovacos no estaban a favor de ese cambio, y en marzo de 1939, con la presión de Adolf Hitler, se creó la Primera República Eslovaca como estado satélite de Alemania con soberanía limitada. El alineamiento con la Unión Soviética tras la Segunda Guerra Mundial supuso la reunificación en la Tercera República Checoslovaca.

Bandera de la república checabandera nacional

Checoslovaquia fue una nación soberana que existió en Europa Central desde octubre de 1918 hasta enero de 1993. La nación se formó tras su declaración de independencia en 1918 del Imperio Austrohúngaro. Checoslovaquia continuó existiendo hasta el 1 de enero de 1993, cuando se dividió pacíficamente en dos naciones: Eslovaquia y la República Checa (actual Chequia).

La antigua nación era vecina de países como Austria, Alemania (tanto occidental como oriental), Hungría, Ucrania, Rumanía, Polonia y la Unión Soviética. A lo largo de los años, el nombre oficial de la nación ha cambiado. Estos nombres han incluido República de Checoslovaquia (1918-1920), República Checoslovaca (1920-1938) y otros.

Leer más  Problemas entre corea del norte y estados unidos
Loading...

La primera República Checoslovaca se formó en octubre de 1918 como parte del Tratado de Saint-Germain-en-Lay tras el fin del Reino de Bohemia. Esta primera nación incluía los actuales territorios de Bohemia, Eslovaquia, Rutenia de los Cárpatos y Moravia. La nación estaba compuesta por varias etnias, siendo las dominantes los checos, los eslovacos, los alemanes, los húngaros y los rusos. El dominio de los checos, alrededor del 51% de la población, provocó disturbios sociales entre los no checos, ya que no se permitía a los grupos minoritarios participar plenamente en los asuntos políticos.

Historia de checoslovaquia

Checoslovaquia se fundó en 1918 sobre los ideales democráticos de Thomas G. Masaryk. Se recuperó de la Segunda Guerra Mundial y sobrevivió más de cuatro décadas bajo el régimen comunista, pero empezó a derrumbarse poco después de la restauración de la libertad a finales de 1989, y murió a finales de diciembre de 1992. Algunas explicaciones de la ruptura se centran en la necesidad de los eslovacos de continuar su desarrollo como nación y de afirmar su identidad mediante la consecución de la condición de Estado; otras explicaciones alegan que los políticos checos pensaron que sería más fácil llevar a cabo la reforma económica (especialmente) los proyectos de privatización a gran escala) sin el este eslovaco, menos desarrollado; mientras que otras destacan la inmadurez política, el materialismo e incluso la corrupción a ambos lados de la división étnica. Todas estas interpretaciones tienen cierto mérito, pero en última instancia el país no sobrevivió porque los checos y los eslovacos, los dos pueblos unidos en el nacimiento de Checoslovaquia, no lograron acumular un conjunto de experiencias históricas positivas compartidas. De hecho, los años más oscuros para los checos (1938-45 y después de 1968) fueron las dos ocasiones en las que los eslovacos vivieron períodos de rápida construcción de la nación y experimentaron momentos de optimismo nacional. Esta experiencia conflictiva hizo que la relación entre checos y eslovacos, y por tanto todo el Estado checoslovaco, fuera fatalmente vulnerable a las fuerzas centrífugas desatadas tras la disolución de la zona soviética en Europa del Este.

Leer más  En que paises se habla portugues oficialmente

Bandera de checoslovaquia

Checoslovaquia se fundó en 1918 tras la disolución del Estado austrohúngaro al final de la Primera Guerra Mundial. Incluía las provincias checas de Bohemia y Moravia, Eslovaquia, la provincia de la Rus subcarpática (Ucrania transcarpática) y partes de la Silesia austriaca.

Los datos del censo de preguerra dividen a la población de Checoslovaquia según su origen étnico (lengua materna) en un 50 por ciento de checos, un 22,3 por ciento de alemanes, un 16 por ciento de eslovacos, un 4,78 por ciento de magiares (húngaros), un 3,79 por ciento de ucranianos, un 1,29 de hebreos y yiddish y un 0,57 de polacos.

A pesar de su población multinacional y de las tensas relaciones con sus vecinos, todos los cuales codiciaban su territorio, Checoslovaquia siguió siendo una democracia parlamentaria en funcionamiento hasta la crisis de Múnich de 1938.

Tras la toma del poder por los nazis en 1933, Alemania exigió la “devolución” de la población de etnia alemana de Checoslovaquia -y de la tierra en la que vivía- al Reich alemán. A finales del verano de 1938, Hitler amenazó con desencadenar una guerra europea si no se cedían los Sudetes a Alemania. Los Sudetes eran una zona fronteriza de Checoslovaquia con una población mayoritariamente alemana, así como todas las posiciones defensivas del ejército checoslovaco en caso de guerra con Alemania. Los líderes de Gran Bretaña, Francia, Italia y Alemania celebraron una conferencia en Múnich los días 29 y 30 de septiembre de 1938. En lo que se conoce como el Pacto de Múnich, acordaron la anexión alemana de los Sudetes a cambio de un compromiso de paz por parte de Hitler.

Leer más  Porque el brexit afecta la economia mundial