Argentina elecciones primarias 2019

Elecciones en argentina 2023

Este artículo documenta una elección actual. La información puede cambiar rápidamente a medida que avanzan las elecciones, hasta que se publiquen los resultados oficiales. Las noticias iniciales pueden ser poco fiables, y las últimas actualizaciones de este artículo pueden no reflejar la información más actual. Por favor, siéntase libre de mejorar este artículo o discutir los cambios en la página de discusión. (Noviembre 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Se renovaron 127 de las 257 bancas de la cámara baja, mientras que ocho provincias (Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán) renovaron cada una sus 3 senadores, sumando en total 24 de las 72 bancas de la cámara alta[2].

La principal alianza opositora, Juntos por el Cambio, fue considerada como la gran ganadora de las elecciones[7][8] El gobernante Frente de Todos sufrió grandes pérdidas, perdiendo la mayoría en el Senado por primera vez en casi 40 años, y sufriendo derrotas en provincias bastiones como Buenos Aires y La Pampa[9][10] Los observadores atribuyeron la pérdida al enfado generalizado por la alta inflación y el aumento de la pobreza[11][12].

Cada cuánto son las elecciones en argentina

El 27 de octubre de 2019 se celebraron elecciones generales en Argentina, para elegir al presidente de Argentina, a los miembros del congreso nacional y a los gobernadores de la mayoría de las provincias[2] El ex jefe de gabinete Alberto Fernández, del Frente de Todos, derrotó al presidente en funciones Mauricio Macri, de Juntos por el Cambio, superando el umbral para ganar la presidencia en una sola vuelta. Macri se convirtió en el primer presidente en funciones de la historia de Argentina en ser derrotado en su intento de reelección.

Leer más  Central nuclear de fukushima daiichi

La elección del presidente se realizó bajo el sistema de ballotage, una versión modificada del sistema de dos vueltas. Un candidato puede ganar la presidencia en una sola ronda si obtiene el 45% de los votos, o si obtiene el 40% de los votos y queda 10 puntos porcentuales por delante del segundo candidato. Si ningún candidato alcanza ninguno de los dos umbrales, se celebra una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados[3] El voto es obligatorio para los ciudadanos de entre 18 y 70 años[4] El sufragio se amplió también a

Loading...

Elecciones intermedias en argentina 2021

El partido peronista de Argentina (conocido oficialmente como Partido Justicialista) volvió al poder en las elecciones presidenciales del 27 de octubre de 2019. Alberto Fernández, de la coalición peronista de centro-izquierda Frente de Todos, derrotó al actual presidente Mauricio Macri, de la coalición de centro-derecha Juntos por el Cambio, por un voto de 48,1% a 40,4% en una carrera de seis candidatos. La crisis económica de Argentina -marcada por la recesión, la alta inflación y el aumento de la pobreza- parecía ser el factor más importante en la carrera. Aunque la derrota de Macri no fue inesperada, la mayoría de las encuestas habían pronosticado que Fernández ganaría por entre 15 y 20 puntos porcentuales. En las primarias unificadas combinadas de Argentina de agosto de 2019 (esencialmente un ensayo electoral), Fernández derrotó ampliamente a Macri por un voto de 47,7% a 32,1%. En las elecciones de octubre, sin embargo, Fernández apenas aumentó su apoyo con respecto a las primarias y Macri aumentó su apoyo en 8 puntos porcentuales, lo que sugiere ambivalencia entre algunos votantes sobre el regreso de los peronistas al poder. No obstante, la actuación de Fernández en las elecciones de octubre fue suficiente para ganar en primera vuelta; si Fernández hubiera obtenido menos del 45% de los votos, habría sido necesaria una segunda vuelta.

Leer más  Ranking de muertes por enfermedades

Elecciones presidenciales en argentina 2021

En el contexto del peculiar sistema político argentino, se celebrará una pre-elección antes de la verdadera. Esta votación, supuestamente una primaria obligatoria para obligar a todos los partidos políticos a participar y así minimizar la fragmentación de los partidos para servir a los individuos, tiene la particularidad de tener en realidad un impacto muy real en la elección. En 2019, por ejemplo, la paliza preelectoral que sufrió la boleta de Mauricio Macri a manos de Alberto Fernández desencadenó una dañina corrida al peso, que hizo sonar la campana de muerte para las expectativas de reelección de la coalición gobernante. El inesperado resultado, en el que Alberto y Cristina Fernández de Kirchner obtuvieron casi el 48 por ciento de los votos frente al 31,8 por ciento de la candidatura encabezada por Macri y su compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto, provocó una agresiva devaluación del 30 por ciento, pasando el tipo de cambio peso-dólar de unos 46 pesos por dólar a 60. Sin embargo, esta situación perniciosa dio al equipo de Macri la inspiración para realizar una serie de mítines masivos denominados “Sí se puede”, que les ayudó a recuperarse en las elecciones reales, donde obtuvieron el 41 por ciento de los votos y se consolidaron como la verdadera oposición.

Leer más  Quien ganara las primarias democratas