Asesinadas por violencia de genero

feminicidio

Menos de tres semanas después, Anisa estaba muerta, asesinada por su marido. Ninguno de los dos puede ser nombrado en su totalidad, ya que el caso aún no ha llegado a juicio. En una declaración a la policía, el agresor describió cómo le invadieron los celos después de que Anisa supuestamente le engañara. “Cogí el cuchillo con la mano derecha y entré en su habitación. Ella estaba durmiendo, me abalancé sobre ella y la apuñalé con el cuchillo en el cuello”, dijo. Más tarde se retractó de su afirmación de que Anisa estaba dormida cuando la mató.

Los grupos feministas estiman que al menos una mujer en Grecia muere a manos de un hombre cada mes, a menudo su pareja o ex pareja. De las 11 víctimas de feminicidio en lo que va de año, dos habían intentado denunciar a su agresor por violencia doméstica antes de ser asesinadas, pero ninguno de los hombres había sido acusado o condenado. Una tercera mujer de la ciudad costera de Volos estaba intentando obtener una orden de alejamiento cuando fue apuñalada hasta la muerte por su ex marido.

La avalancha de feminicidios ocurridos este año ha puesto de manifiesto los fallos de la policía a la hora de combatir la violencia contra las mujeres, e incluso las acusaciones de las familias de las víctimas de que las declaraciones de los funcionarios servían de guía a los posibles agresores sobre cómo matar impunemente.

estadísticas de feminicidios por países

Johannesburgo, Sudáfrica – Mientras el sol de invierno se ocultaba en el horizonte en una fría tarde de miércoles del pasado mes de junio, cientos de mujeres, hombres y niños se reunieron sombríamente en las calles de Meadowlands, en Soweto.

Vestidos de negro, con globos rosas y velas parpadeantes, la multitud -algunos tomados de la mano, muchos con lágrimas en los ojos- se dirigió a la casa de Tshegofatso Pule, con la letra de una vieja canción de lucha contra el apartheid resonando en el aire.

Loading...

Cinco días antes, el 5 de junio de 2020, un grupo de residentes de Durban Deep en Roodepoort, una zona residencial situada a siete kilómetros de Meadowlands, se topó con un espectáculo escalofriante: el cuerpo sin vida de una mujer embarazada, con sangre que le llegaba desde el torso hasta los pies, colgado de un árbol a plena luz del día.

Hicieron múltiples llamadas telefónicas a otros miembros de la comunidad, pero sus esfuerzos no sirvieron para identificarla. Así que el grupo de hombres hizo fotos y vídeos de la espantosa escena y empezó a difundirlos en las redes sociales. “Las imágenes se publicaron para tratar de encontrar a su familia”, dijo un testigo, Tshepo Bodibe, que había sido convocado por un amigo al lugar del crimen.

feminicidio svenska

Lamentablemente, en 2021 ya han muerto al menos 50 personas transgénero o no conformes con el género por disparos mortales o por otros medios violentos. Decimos al menos porque con demasiada frecuencia estas historias no se denuncian -o se denuncian mal-. En años anteriores, la mayoría de estas personas eran mujeres transgénero negras y latinas.

En 2020, HRC registró un número récord de incidentes mortales violentos contra personas transgénero y no conformes con el género. Un total de 44 víctimas mortales fueron rastreadas por HRC, marcando 2020 como el año más violento registrado desde que HRC comenzó a rastrear estos crímenes en 2013.

Estas víctimas, como todos nosotros, son parejas amorosas, padres, familiares, amigos y miembros de la comunidad. Trabajaban, iban a la escuela y asistían a centros de culto. Eran personas reales, personas que no merecían que les arrebataran la vida.

HRC trabaja para arrojar luz sobre esta epidemia de violencia con el fin de garantizar que las vidas de las víctimas sean recordadas con dignidad, y para trabajar para acabar con el estigma al que se enfrentan tantas personas trans y no conformes con el género. El HRC confirma estos casos trabajando con los defensores locales, los medios de comunicación y, a veces, con las fuerzas del orden. Al hacer este trabajo, hay algunos casos que salen a la luz que no están claros, en los que las víctimas pueden haber muerto por otros medios que no sean los actos violentos de otro individuo. En estos casos, el CDH trabaja para seguir de cerca la evolución de la situación y pide que se sigan investigando las causas y las circunstancias que rodean sus muertes. Para ver estos casos, visite la página de recursos de HRC “Additional Concerning Deaths of Transgender and Gender Non-Conforming Individuals”.

violencia por motivos de honor

Las últimas cifras de la ONU muestran que 137 mujeres de todo el mundo son asesinadas cada día por su pareja o por un miembro de su propia familia, lo que supone un total de 50.000 mujeres al año asesinadas por personas que conocen y en las que deberían poder confiar.

La violencia contra las mujeres y las niñas está “tan profundamente arraigada en las culturas de todo el mundo que es casi invisible”, afirma la ONU, que la describe como “una construcción de poder y un medio para mantener el statu quo”.

El Informe Global sobre la Brecha de Género 2020 del Foro Económico Mundial reveló que entre una quinta parte y casi la mitad de las mujeres del mundo sufren abusos físicos o sexuales por parte de sus parejas masculinas. Oriente Medio y el Norte de África tienen la tasa más alta, con un 45% de mujeres perjudicadas.

Pero el problema persiste en todo el mundo. En América del Norte, la tasa es del 32% y en Europa Occidental del 22%. Y en el Reino Unido, un nuevo informe, el primero de su clase, del Censo de Femicidios, muestra que un hombre mata a una mujer cada tres días en el país, una estadística que no ha cambiado en los 10 años estudiados.

“La violencia de los hombres contra las mujeres es una de las principales causas de muerte prematura de las mujeres en todo el mundo, pero la investigación en el Reino Unido y Europa es limitada e inconexa”, dijo Karen Ingala Smith, cofundadora de Femicide Census.

Leer más  Juego de ajedrez contra la maquina