La provincia de Córdoba cerró 2019 con sus peores datos de crecimiento poblacional natural desde 1975

La provincia de Córdoba registró en 2019 su peor dato histórico de crecimiento natural de la población desde 1975, fecha a partir de la cual sigue esta estadística el Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía (IECA). Así, durante el último año, la mayor diferencia entre defunciones y nacimientos se ha alcanzado durante este período, con 1.755 defunciones más que nacimientos.
Y es que, como muestran los últimos datos sobre IECA, vistos por Baena Televisión, el número de nacimientos en la provincia de Córdoba en el último año no ha llegado ni a los 6000, -se quedó en 5993-, marcando así un mínimo histórico, con un 3,5% menos que el año anterior, cuando se contabilizaron 6,209 nacimientos y lejos de los casi 12,700 nacimientos registrados en 1975. Además, esta cifra es un 25% menor que ‘hace diez años, cuando nacieron 7.907 bebés en 2010.
En el otro lado de la escala, el número de fallecidos en nuestra provincia alcanzó los 7.748 el año pasado, una cifra ligeramente inferior al récord de 2018 de 7.822, pero que se encuentra dentro de los parámetros habituales de los últimos 10 años. (7.006 muertes en 2010) indicando claramente que la baja natalidad es el matiz que acentúa aún más la diferencia negativa en el crecimiento natural de la población cordobesa.
Continuando con la racha histórica de los últimos años, en 2018 la diferencia fue de 1.613 muertes más que nacimientos, lo que fue un nuevo récord negativo, y hasta 2015 con 7.050 nacimientos y 7.873 muertes, la diferencia siempre había sido positiva, c ‘es decir con más nacimientos que muertes, con la excepción de 2012 donde se registró una diferencia negativa de 29 muertes adicionales.
Por género, el crecimiento natural de la población femenina se redujo más significativamente (-1,014) el año pasado en comparación con la población masculina (-741). Así, en 2019 murieron 3.915 mujeres en la provincia de Córdoba y nacieron 2.901 niñas; mientras que los hombres murieron 3.833 y nacieron 3.092 niños.
A pesar de estos malos resultados, Córdoba no es la provincia andaluza con peores datos. Este “dudoso honor” lo tiene, un año mayor, en Jaén con un crecimiento natural negativo de 1.961 muertes más que nacimientos. Tras Córdoba, en tercer lugar de la clasificación, aunque muy por detrás, está el Granada con -377.
Por el contrario, Almería, que, con un crecimiento natural positivo de 2.021 habitantes, es la provincia andaluza que, con diferencia, es la que más crece en este sentido, registrando 7.281 nacimientos de 5.260 defunciones el año pasado. En segundo lugar, Málaga con 460 más nacimientos que defunciones, seguida de Sevilla con 400.
Finalmente, y en conjunto, el crecimiento natural en Andalucía en 2019 fue negativo con 1.297 muertes más que nacimientos, ya que el año pasado murieron 70.403 personas en Andalucía y nacieron 69.106 bebés.

Leer más  Ministro de sanidad salvador illa

Escribe un comentario