Los actos de la Jornada de Jesús comenzarán este viernes con el Triduo en su honor en la Iglesia de Santa María la Mayor

La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno será el viernes 11 de septiembre, presidiendo el altar de la Iglesia de Santa María la Mayor con motivo de la celebración del tradicional triduo en su honor. Un traslado desde la Iglesia de San Francisco, su sede canónica, que se está haciendo este año de manera excepcional debido a la pandemia del covid-19.
El hermano mayor de la Cofradía, Javier Valbuena, argumentó que aunque debido al coronavirus de este año se suspenderá el acto de presentar a los niños a Jesús y el desfile procesional, si el triduo se va a realizar los días 11, 12 y 12. El 13 de septiembre y el horario de apertura del templo se ampliará para que todo aquel que lo desee pueda “disfrutar de la mirada conocedora” del Nazareno.
Asimismo, Valbuena detalló que la Iglesia de Santa María estará abierta el próximo viernes por la mañana y por la tarde hasta después de la Eucaristía, así como el mismo día de Jesús, el 14, de la Misa de la amanecer hasta la celebración. de un acto de despedida a Nuestro Padre Jesús Nazareno, que tendrá lugar este año “de manera excepcional”.
El hermano mayor de la Fraternidad llamó a la “responsabilidad” de todos los que van a la iglesia y pidió a los en riesgo que no vayan al templo en los tiempos cercanos a la Eucaristía para evitar las multitudes y seguir el camino. Misa en directo por Baena Televisión.
Valbuena adelantó que en la misa de la madrugada habrá una “sorpresa” porque aunque el siglo romano no puede asistir a la obra por motivos de seguridad, “se escuchará el contacto de los romanos”. Además, animó a los hermanos a adquirir máscaras corporativas confeccionadas para estos eventos ya que el dinero recaudado se destinará a obras sociales.
Por su parte, el concejal de Sanidad y Fiestas, José Gómez, ha defendido que en “un intento por restablecer la normalidad, el ayuntamiento ha decidido mantener los tradicionales fuegos artificiales del castillo de Almedina” , aunque aclaró que “el festival se suspendió para evitar las aglomeraciones en la Plaza de Palacio”.
Por último, Gómez destacó que el fuego de los fuegos artificiales sería “un espectáculo aéreo” para que se pueda ver “desde cualquier balcón o terraza de Baena” y pidió la “responsabilidad” de los ciudadanos de poder beneficiarse de estos actos sin correr ningún riesgo.

Escribe un comentario