Piratas del caribe efectos especiales

geoffrey rush

Cada una de las películas de la franquicia Piratas del Caribe de Disney ha ofrecido un espectáculo visual, tanto si la acción se desarrolla en tierra como (más a menudo) en alta mar, y este año Piratas del Caribe: Los hombres muertos no cuentan cuentos ha vuelto a subir el listón con sus innovadores efectos visuales.

La quinta entrega de la franquicia no sólo subió la apuesta con una amplia variedad de efectos digitales únicos basados en el agua, sino que Dead Men Tell No Tales también incorporó una serie de escenas con un Jack Sparrow adolescente, que fue posible gracias al envejecimiento digital de la estrella de la franquicia Johnny Depp. Los extensos -e impresionantes- efectos visuales de la película fueron dirigidos por el supervisor de efectos visuales nominado al Oscar Gary Brozenich, que obtuvo una nominación al Oscar por su trabajo en El Llanero Solitario de 2013 y una nominación al Emmy por supervisar los efectos visuales de Roma de HBO. Brozenich no es ajeno a la franquicia, ya que fue supervisor de efectos visuales en Piratas del Caribe: en mareas extrañas (2011).

piratas del caribe

Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto es una película estadounidense de fantasía y espadachines de 2006. Es la segunda entrega de la serie de películas de Piratas del Caribe y la secuela de Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2003). Fue dirigida por Gore Verbinski, escrita por Ted Elliott y Terry Rossio, y producida por Jerry Bruckheimer. En la película, la boda de Will Turner (Orlando Bloom) y Elizabeth Swann (Keira Knightley) es interrumpida por Lord Cutler Beckett (Tom Hollander), que quiere que Turner adquiera la brújula del capitán Jack Sparrow (Johnny Depp) para encontrar el Cofre del Hombre Muerto. Sparrow descubre que tiene una deuda con Davy Jones (Bill Nighy).

En 2004 se concibieron dos secuelas de Piratas del Caribe: la maldición de la perla negra, y Elliott y Rossio desarrollaron un arco argumental que abarcaría ambas películas. El rodaje tuvo lugar de febrero a septiembre de 2005 en Palos Verdes, San Vicente y las Granadinas, Dominica y las Bahamas, así como en los decorados construidos en los estudios Walt Disney. Se rodó en paralelo a la tercera película de la serie, At World’s End (2007).

tripulación del corredor piratas del caribe

Fue mencionado por primera vez en la primera película La maldición de la perla negra, aparece en la segunda película El cofre del hombre muerto y en la tercera película En el fin del mundo, y al final de Los hombres muertos no cuentan cuentos. Es el tirano capitán del Holandés Errante (basado en el barco fantasma del mismo nombre) y el señor oscuro de los Siete Mares.

Loading...

Las imágenes generadas por ordenador utilizadas para completar a Jones fueron nombradas por Entertainment Weekly como el décimo personaje cinematográfico generado por ordenador favorito de la historia del cine, por detrás de King Kong en 2007[1] El trabajo de Davy Jones realizado por Industrial Light and Magic les valió el Premio de la Academia a los Efectos Visuales de 2006 por El cofre del hombre muerto.

Al igual que toda la tripulación del Holandés Errante (excepto “Bootstrap Bill”), el aspecto físico de Davy Jones está completamente generado por ordenador[3] La interpretación de Nighy se grabó mediante captura de movimiento durante el rodaje real en el plató, con Nighy usando varios marcadores tanto en el traje gris como en su cara, en lugar de hacerlo en un estudio durante la posproducción[4][5][6] Nighy llevaba maquillaje alrededor de los ojos, ya que el plan original era usar sus ojos reales en el personaje digital si era necesario para conseguir la iluminación adecuada. Además, también llevaba maquillaje en los labios y alrededor de la boca, para ayudar a la captura de movimiento del acento escocés de su personaje[3] Davy Jones aparece brevemente como humano durante una única escena en la tercera película, interpretado por Nighy con traje. De hecho, varios críticos han identificado erróneamente a Nighy como si llevara maquillaje protésico o una máscara de látex debido al fotorrealismo del personaje generado por ordenador[7][8].

piratas del caribe

Con la reciente noticia de que Margot Robbie dirigirá un spin-off de la franquicia de Piratas del Caribe para Disney, la trilogía original de películas ha vuelto a entrar en la conciencia cultural. Esas películas, protagonizadas por Jack Sparrow, Elizabeth Swann y Will Turner, son historias icónicas de aventuras de capa y espada en alta mar.

La producción de las películas también está llena de datos curiosos. Detrás de las cámaras, Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto, en concreto, contiene una gran cantidad de divertidas curiosidades. Desde los efectos especiales hasta la apreciada aportación de muchos creadores, pasando por el propio rodaje de la película, El cofre del hombre muerto fue una película especial en la memoria reciente de los éxitos de taquilla de Hollywood.

Cuando se rodó la película, se suspendió la producción en las islas del Océano Atlántico. Pero esto fue antes de que el coronavirus pospusiera todos los rodajes.  Dead Man’s Chest se puso en pausa a causa del huracán Wilma.

En el momento del desarrollo, el éxito de Piratas del Caribe fue inesperado y los guionistas volvieron a la fase de concepción para idear un plan de secuelas. Por ello, el pelo de Keira Knightley no estaba necesariamente preparado para volver a ser Elizabeth.

Leer más  Porque la luna no se separa de la tierra