Celulas piramidales de la corteza cerebral

función de las neuronas piramidales

Las neuronas piramidales, también conocidas como células piramidales, son neuronas con un cuerpo celular de forma piramidal (soma) y dos árboles dendríticos distintos. Las dendritas basales salen de la base y las apicales del ápice del cuerpo celular piramidal.

Se han observado neuronas piramidales en aves, peces, reptiles y en todos los mamíferos estudiados. Se encuentran en estructuras del cerebro anterior como la corteza cerebral, el hipocampo y la amígdala, pero no en los bulbos olfatorios, el cuerpo estriado, el cerebro medio, el cerebro posterior o la médula espinal. Son el tipo de célula excitatoria más numerosa en las estructuras corticales de los mamíferos, lo que sugiere que desempeñan un papel importante en las funciones cognitivas avanzadas.

Figura 2: Una variedad de neuronas piramidales de diferentes partes del cerebro. Reimpreso de Spruston, 2008. Fuentes originales, de izquierda a derecha: Santiago Ramón y Cajal, Larry Cauller y Barry Connors, Brenda Claiborne, Nace Golding, Nathan Staff.

Figura 3: (a) Un tramo de dendrita cubierto de espinas dendríticas (ejemplos indicados con flechas) y (b) una dendrita teñida para la proteína 2 asociada a microtúbulos (rojo) y la actina (verde). Adaptado de (a) Woolley et al., 1996 y (b) Matus, 2000.

neuronas piramidales y no piramidales

Las neuronas piramidales, también conocidas como células piramidales, son neuronas con un cuerpo celular de forma piramidal (soma) y dos árboles dendríticos distintos. Las dendritas basales surgen de la base y las dendritas apicales del ápice del cuerpo celular piramidal.

Se han observado neuronas piramidales en aves, peces, reptiles y en todos los mamíferos estudiados. Se encuentran en estructuras del cerebro anterior como la corteza cerebral, el hipocampo y la amígdala, pero no en los bulbos olfatorios, el cuerpo estriado, el cerebro medio, el cerebro posterior o la médula espinal. Son el tipo de célula excitatoria más numerosa en las estructuras corticales de los mamíferos, lo que sugiere que desempeñan un papel importante en las funciones cognitivas avanzadas.

Figura 2: Una variedad de neuronas piramidales de diferentes partes del cerebro. Reimpreso de Spruston, 2008. Fuentes originales, de izquierda a derecha: Santiago Ramón y Cajal, Larry Cauller y Barry Connors, Brenda Claiborne, Nace Golding, Nathan Staff.

Figura 3: (a) Un tramo de dendrita cubierto de espinas dendríticas (ejemplos indicados con flechas) y (b) una dendrita teñida para la proteína 2 asociada a microtúbulos (rojo) y la actina (verde). Adaptado de (a) Woolley et al., 1996 y (b) Matus, 2000.

histología de las células piramidales

La neurona más ubicua de la corteza cerebral, la célula piramidal, se caracteriza por una estructura dendrítica marcadamente diferente entre las distintas áreas corticales. El complejo fenotipo de las células piramidales de la corteza prefrontal granular (CPFg) de los primates superiores confiere propiedades biofísicas y patrones de conectividad específicos, que difieren de los de otras regiones corticales. Sin embargo, dentro de la CPFg, sólo se han obtenido datos de unas pocas áreas corticales. El CPFG de especies como el humano y el mono macaco incluye más de 10 áreas corticales. Se desconoce hasta qué punto la estructura de las células piramidales puede variar entre estas áreas corticales. En este caso, hemos realizado un estudio de las células piramidales en el CPFG dorsolateral, medial y orbital de los primates cercopitícidos. Encontramos una marcada heterogeneidad en la estructura de las células piramidales dentro y entre estas regiones. Además, las tendencias de los gradientes de complejidad neuronal variaron entre las especies. Dado que la estructura de las neuronas determina sus habilidades computacionales, su capacidad de almacenamiento de memoria y su conectividad, proponemos que estas especializaciones en el fenotipo de las células piramidales son un importante determinante de las funciones corticales ejecutivas específicas de cada especie en los primates.

capa de neuronas piramidales

Las células piramidales, o neuronas piramidales, son un tipo de neurona multipolar que se encuentra en zonas del cerebro como la corteza cerebral, el hipocampo y la amígdala. Las neuronas piramidales son las principales unidades de excitación de la corteza prefrontal de los mamíferos y del tracto corticoespinal. Las neuronas piramidales son también uno de los dos tipos de células en los que se encuentra el signo característico, los cuerpos de Negri, en la infección de rabia post mortem.[1] Las neuronas piramidales fueron descubiertas y estudiadas por primera vez por Santiago Ramón y Cajal.[2][3] Desde entonces, los estudios sobre las neuronas piramidales se han centrado en temas que van desde la neuroplasticidad hasta la cognición.

Una de las principales características estructurales de la neurona piramidal es el soma o cuerpo celular de forma cónica, que da nombre a la neurona. Otras características estructurales clave de la célula piramidal son un solo axón, una gran dendrita apical, múltiples dendritas basales y la presencia de espinas dendríticas[4].

La dendrita apical surge del ápice del soma de la célula piramidal. La dendrita apical es una dendrita única, larga y gruesa que se ramifica varias veces a medida que aumenta la distancia desde el soma y se extiende hacia la superficie cortical[4].