Cuales fueron las causas de la primera guerra mundial

resumen de la primera guerra mundial

La Primera Guerra Mundial comenzó en Europa, en el año 1914. Se extendió por todo el mundo, incluyendo Asia, África y el Pacífico. En este periodo se produjeron innovaciones en los métodos de destrucción y defensa, lo que a su vez dio lugar a la llamada “Primera Guerra Mundial”.

Fue el resultado del nacionalismo agresivo, la competencia económica y la tensión internacional, que surgieron en Europa en la segunda mitad del siglo XIX. El nacionalismo agresivo significaba básicamente el inmenso amor e interés por el propio país y el odio hacia los demás países. La feroz competencia económica se tradujo en las despiadadas ambiciones comerciales de las naciones europeas, que acabaron en un conflicto armado entre todas las demás naciones, lo que llevó a una tensión internacional y a problemas en todo el mundo.

Hubo una gran competencia entre Gran Bretaña, Alemania, Francia y África por aumentar su armamento, en nombre de la autodefensa y la preservación de la paz. Pero en realidad, esto llenó la atmósfera de miedo, aprensión y odio mutuo.

áfrica

La identificación de las causas de la Primera Guerra Mundial sigue siendo controvertida. La Primera Guerra Mundial comenzó en los Balcanes el 28 de julio de 1914 y las hostilidades terminaron el 11 de noviembre de 1918, dejando 17 millones de muertos y 25 millones de heridos.

Los estudiosos que analizan el largo plazo tratan de explicar por qué dos conjuntos de potencias rivales (el Imperio Alemán y Austria-Hungría contra el Imperio Ruso, Francia, el Imperio Británico y más tarde Estados Unidos) entraron en conflicto en 1914. Para ello, se han tenido en cuenta factores como la competencia política, territorial y económica; el militarismo, una compleja red de alianzas y alineamientos; el imperialismo, el crecimiento del nacionalismo y el vacío de poder creado por el declive del Imperio Otomano. Otros factores importantes a largo plazo o estructurales que se suelen estudiar son las disputas territoriales no resueltas, la percepción de la ruptura del equilibrio de poder europeo,[1][2] la gobernanza enrevesada y fragmentada, las carreras armamentísticas de las décadas anteriores y la planificación militar[3].

Loading...

Los estudiosos que buscan un análisis a corto plazo centrado en el verano de 1914 se preguntan si el conflicto podría haberse detenido o si las causas más profundas lo hicieron inevitable. Las causas inmediatas radicaron en las decisiones tomadas por los estadistas y los generales durante la Crisis de Julio, desencadenada por el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria a manos del nacionalista serbobosnio Gavrilo Princip, que había sido apoyado por una organización nacionalista de Serbia[4] La crisis se agravó cuando al conflicto entre Austria-Hungría y Serbia se sumaron sus aliados Rusia, Alemania, Francia y, en última instancia, Bélgica y el Reino Unido. Otros factores que entraron en juego durante la crisis diplomática que condujo a la guerra fueron las percepciones erróneas de las intenciones (como la creencia alemana de que Gran Bretaña se mantendría neutral), el fatalismo de que la guerra era inevitable y la rapidez de la crisis, que se vio exacerbada por los retrasos y malentendidos en las comunicaciones diplomáticas.

ejemplos de imperialismo en la primera guerra mundial

La Gran Guerra de 1914-18 comenzó en agosto de 1914. Las causas de esta guerra han sido debatidas por políticos e historiadores desde entonces. Una de las pocas cosas en las que los historiadores se han puesto de acuerdo es que la guerra fue el resultado de muchos y complejos factores que actuaron conjuntamente. Estos factores hicieron que la situación en Europa en 1914 fuera muy tensa. Esto, a su vez, permitió que una crisis se saliera de control y desencadenara una guerra que mató a millones de personas.

La ventaja de estas alianzas era que daban a las grandes potencias una sensación de seguridad. La desventaja era que si las potencias se aferraban ciegamente a sus alianzas, una pequeña disputa local en la que se viera involucrada una potencia podía arrastrar a las demás y convertirse en una gran guerra.

Por desgracia, esto cambió en 1914. El asesinato del archiduque Francisco Fernando fue el detonante de la Gran Guerra. Francisco Fernando era el heredero del trono de Austria-Hungría. Fue asesinado el 28 de junio de 1914 por terroristas de una de las potencias rivales de Austria-Hungría, Serbia. Austria-Hungría culpó a Serbia, a pesar de que los terroristas no estaban relacionados con el gobierno serbio. El 31 de julio de 1914, Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia.

oriente medio

La identificación de las causas de la Primera Guerra Mundial sigue siendo controvertida. La Primera Guerra Mundial comenzó en los Balcanes el 28 de julio de 1914 y las hostilidades terminaron el 11 de noviembre de 1918, dejando 17 millones de muertos y 25 millones de heridos.

Los estudiosos que analizan el largo plazo tratan de explicar por qué dos conjuntos de potencias rivales (el Imperio Alemán y Austria-Hungría contra el Imperio Ruso, Francia, el Imperio Británico y más tarde Estados Unidos) entraron en conflicto en 1914. Para ello, se han tenido en cuenta factores como la competencia política, territorial y económica; el militarismo, una compleja red de alianzas y alineamientos; el imperialismo, el crecimiento del nacionalismo y el vacío de poder creado por el declive del Imperio Otomano. Otros factores importantes a largo plazo o estructurales que se suelen estudiar son las disputas territoriales no resueltas, la percepción de la ruptura del equilibrio de poder europeo,[1][2] la gobernanza enrevesada y fragmentada, las carreras armamentísticas de las décadas anteriores y la planificación militar[3].

Los estudiosos que buscan un análisis a corto plazo centrado en el verano de 1914 se preguntan si el conflicto podría haberse detenido o si las causas más profundas lo hicieron inevitable. Las causas inmediatas radicaron en las decisiones tomadas por los estadistas y los generales durante la Crisis de Julio, desencadenada por el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria a manos del nacionalista serbobosnio Gavrilo Princip, que había sido apoyado por una organización nacionalista de Serbia[4] La crisis se agravó cuando al conflicto entre Austria-Hungría y Serbia se sumaron sus aliados Rusia, Alemania, Francia y, en última instancia, Bélgica y el Reino Unido. Otros factores que entraron en juego durante la crisis diplomática que condujo a la guerra fueron las percepciones erróneas de las intenciones (como la creencia alemana de que Gran Bretaña se mantendría neutral), el fatalismo de que la guerra era inevitable y la rapidez de la crisis, que se vio exacerbada por los retrasos y malentendidos en las comunicaciones diplomáticas.

Leer más  Origen geologico de las islas canarias