Escape rooms: diversión y aprendizaje a partes iguales

Aprender divirtiéndose nunca ha sido una frase tan real como al participar en una escape room, donde el trabajo en equipo, la lógica, la comunicación y aguantar la presión son habilidades esenciales que hay que aprender para salir de la habitación cerrada.

Las escape rooms son unos juegos que se han convertido en tendencia en los últimos años. Esto ha hecho que haya distintas empresas que han creado espacios geniales, con historias muy entretenidas e interesantes, en las que jugar y pasar el tiempo entre amigos.

Bad Escape Room es una de esas empresas que logran ofrecer a sus clientes experiencias únicas, desde el mismo momento que comienzan cada uno de sus juegos. Historias que atrapan a los jugadores, que les llevan a disfrutar del misterio en una sala cerrada de la que deben escapar en el menor tiempo posible.

Hablar de las escape room es más que solo entretenimiento, también es un aprendizaje importante que ayuda en la vida.

Las habilidades que enseñan las escape room

Las escape rooms se han convertido en lugares de reunión para familias y amigos. Y es que una forma diferente y muy divertida de entretenerse mientras se estrechan lazos. Y es que son juegos en los que el trabajo en equipo es una de las principales necesidades para poder salir de la habitación cerrada.

Además de esto, el pasar tiempo en las escape rooms, resolviendo acertijos, misterios, puzzles y descubriendo pistas, ayuda a desarrollar distintas habilidades que en la vida diaria resultan muy útiles.

Leer más  Un momento especial necesita de una joya única
Loading...

La importancia de la memoria

En un juego de escape room memorizar es una de las habilidades más importantes. Y es que, según se va desarrollando la historia y encontrando las pistas, puede ser necesario recordar información que ayudará a descubrir el siguiente misterio que acerca a los jugadores hacia la resolución completa del juego.

Estar atentos y concentrarse resultará esencial para poder enfrentarse a los distintos desafíos que plantea una escape room.

Comunicación de grupo

Una escape room se juega en equipo, esto es algo que todo el mundo sabe. Para poder salir todos deben trabajar y colaborar para poder hallar las pistas y resolver los acertijos. Lograrlo requiere que el equipo mantenga en todo momento una buena comunicación entre ellos.

Las escape room fomenta momentos agradables en los que los debates en grupo llevarán hasta encontrar las soluciones.

Desarrolla el ingenio y la lógica

No siempre la solución más acertada es la más evidente. A veces, hay que pensar con lógica e ingenio para llegar a la respuesta correcta. Para salir de una habitación cerrada, es posible que se tenga que mirar las cosas desde un nuevo punto de vista más innovador y atrevido para conseguir el objetivo final.

Aguantar bajo presión

Una de las cosas que caracteriza a las escape room es la necesidad de resolver los acertijos y abrir la puerta que lleva a la libertad del equipo en un tiempo límite. Esto hace que el grupo tenga que trabajar bajo presión, una habilidad que, si se trabaja de forma adecuada, puede ayudar mucho en la vida laboral y diaria.

Escape room un juego para todos

La realidad es que las escape room son una buena forma de diversión, sana y que permite aprender habilidades nuevas casi sin que uno se dé cuenta a través de una actividad disfrutable para toda la familia.

Leer más  Fotografía profesional para captar momentos únicos

Escribe un comentario