Tipos de refrigerantes y sus propiedades

Condensador

Los refrigerantes se dividen en grupos según su composición química. Tras descubrirse que algunos de estos compuestos químicos pueden ser perjudiciales para el medio ambiente, se están sustituyendo por alternativas más respetuosas con el medio ambiente (véase la figura 5.2). El proceso no es fácil, y aunque existen alternativas a los antiguos refrigerantes, los nuevos no suelen ser impecables.

La lenta eliminación de los CFC demuestra que es un proceso costoso. Sin embargo, y lo que es más importante, también muestra los problemas y la indecisión que rodea a la disponibilidad de los HCFC, que se indicaron oficialmente como sustitutos temporales (hasta 2030) de los CFC. Las precipitadas acciones de la Unión Europea que culminaron con la prohibición de los HCFC, inmediatamente para la refrigeración y pronto (2004 a más tardar) para el aire acondicionado, han trastornado los programas y planes de la industria.

Los hidrofluorocarbonos son refrigerantes que no contienen cloro y no son perjudiciales para la capa de ozono (PAO = 0, véase el apartado 5.3). Sin embargo, su impacto en el calentamiento global es muy grande en comparación con los refrigerantes tradicionales. Los refrigerantes HFC más comunes disponibles desde la prohibición de los HCFC se presentan en la Tabla 5.1 (véase también la Figura 5.4):

Evaporador

Esta es una lista de refrigerantes, ordenados por sus números designados por la ASHRAE, comúnmente conocidos como números R. Muchos refrigerantes modernos son gases halogenados fabricados por el hombre, especialmente gases fluorados y gases clorados, que se denominan frecuentemente freón (una marca registrada de Chemours). El número R de un refrigerante químico se asigna sistemáticamente según la estructura molecular.

Los compuestos utilizados como refrigerantes pueden describirse utilizando el prefijo apropiado arriba o con los prefijos «R-» o «Refrigerante». Así, CFC-12 también puede escribirse como R-12 o Refrigerante 12.Un alqueno, olefina u olefina es un compuesto insaturado que contiene al menos un doble enlace carbono-carbono[76].

Refrigerante hfc

A todos nos ha pasado. Entramos en casa en un día caluroso y somos recibidos por una pared de aire fresco. Pues bien, hay que agradecer al ciclo de refrigeración ese alivio. Aunque hay docenas de métodos de calefacción y refrigeración, la función básica sigue siendo la misma y se utiliza de alguna forma en innumerables industrias y procesos. Pero, ¿cómo funciona? Este artículo responderá a esa pregunta esbozando los principales componentes de un ciclo de refrigeración estándar y las funciones de cada uno de ellos.

En términos sencillos, la misión de un ciclo de refrigeración es la absorción y el rechazo de calor. Como le dirá cualquier instructor de HVAC (enfáticamente), no se puede hacer frío, sólo se puede eliminar el calor. El ciclo de refrigeración, a veces llamado ciclo de bomba de calor, es un medio para alejar el calor de la zona que se quiere enfriar. Esto se consigue manipulando la presión del refrigerante de trabajo (aire, agua, refrigerantes sintéticos, etc.) mediante un ciclo de compresión y expansión.

Esto no es todo, por supuesto, pero es la idea básica. Ahora, entremos en el equipo que ayuda a ejecutar ese trabajo. Ciertamente hay otros componentes en la mayoría de los circuitos, pero la mayoría estaría de acuerdo en que los cuatro elementos fundamentales de un ciclo básico son los siguientes:

Tabla de tipos de refrigerantes

Una alta densidad del gas de succión en la aspiración del compresor significa un compresor de bajo tamaño y un motor de compresor de menor potencia. Después de que el refrigerante pase por el evaporador, la expansión del gas refrigerante no es muy alta, es decir, la expansión de fluido a gas es baja.

El refrigerante no debe ser venenoso o letal para el aire acondicionado, la salud humana y los alimentos. Al entrar en contacto con partes metálicas como las tuberías y el compresor no debe causar ningún tipo de corrosión electroquímica.

Como el refrigerante se comprime a alta presión y temperatura en el interior del compresor, no debe causar ninguna explosión ni incendiarse dentro del sistema y mantener sus propiedades no inflamables.

La presencia de humedad en el sistema puede provocar la formación de compuestos altamente corrosivos (ácidos habituales) que pueden reaccionar con el aceite lubricante del compresor y con otros materiales del sistema, incluidos los metales.

La presencia de humedad en el aceite lubricante puede deteriorar las propiedades del aceite lubricante y la formación de lodos metálicos o de otro tipo que pueden conducir a la obstrucción o atascamiento de válvulas, filtros y otros pasajes de aceite.