Aloe vera cuidados y enfermedades

Enfermedades del aloe vera con fotos

¿Cultiva su propia planta de aloe en casa? Si no es así, esta es su oportunidad de añadir a su colección de plantas de interior una atractiva suculenta ornamental que ofrece además toneladas de utilidad, como parte de su botiquín casero.

Cada vez que me quemaba el sol, corría a la tienda de comestibles más cercana para comprar un bote de gel de aloe vera. No hay nada más relajante que ese gel fresco que se desliza sobre una piel de color langosta.

Aunque su nombre botánico es A. vera, abundan los sinónimos de esta planta perenne de hoja perenne: A. barbadensis, A. indica, A. elongata, etc. Otros nombres comunes son planta de primeros auxilios, sábila para quemaduras y sábila verdadera.

Las hojas tienen tres componentes principales: la «corteza» verde exterior o piel, una capa de látex y la capa mesófila, conocida como «gel». Este gel es el que almacena el agua para que la planta pueda hacer la fotosíntesis durante los periodos de sequía.

Compuesto por un 99% de agua y una variedad de aminoácidos, enzimas, minerales, lípidos, vitaminas y hormonas antiinflamatorias, el gel de aloe vera es popular en las prácticas medicinales tradicionales y naturales de todo el mundo.

La antracnosis del aloe vera

Casi todos los miembros del HSCSS tienen un aloe en su colección, y muchos que no se dedican a la afición por las suculentas tienen una planta de Aloe vera en el alféizar de la cocina por si se queman. Varias plagas y enfermedades pueden atacar -y dañar- estas plantas.

Las haworthias y las gasterias están muy relacionadas con los aloes. Algunas de las mismas plagas y enfermedades que afectan a los aloes también atacan a estas plantas. En mi investigación, encontré un sitio web – https://agaveville.org – que es muy informativo no sólo para los agaves, sino también para los aloes, las haworthias y las gasterias.

Hablemos de las plagas. Según mis investigaciones, nuestras plantas pueden verse afectadas por seis insectos. Algunos insectos endémicos de África, como el escarabajo del áloe, no son motivo de preocupación aquí. Las cochinillas, los pulgones y las cochinillas se trataron en el artículo de Mike Hellmann sobre las plagas en el Digest de enero de 2020. No hay nada más que pueda añadir.

El artículo también trataba de los ácaros. El ácaro que encuentra a los áloes deliciosos es la araña roja. Si tiene una infestación de estos, verá pequeñas marcas pálidas en la superficie de las hojas de aloe. A los aloes no les gustan nada estos ácaros. Incluso las flores pueden estar distorsionadas, ya que los ácaros atacan los tallos florales emergentes.

Aloe vera

La planta de aloe vera es una suculenta fácil y atractiva que constituye un gran compañero de interior. Las plantas de aloe vera también son útiles, ya que el jugo de sus hojas puede utilizarse para aliviar el dolor de las rozaduras y quemaduras cuando se aplica de forma tópica. A continuación te explicamos cómo cultivar y cuidar las plantas de aloe vera en tu casa.

El aloe vera es una especie de planta suculenta del género Aloe. La planta carece de tallo o tiene un tallo muy corto con hojas gruesas, verdosas y carnosas que se abren en abanico desde el tallo central de la planta. El margen de la hoja está aserrado con pequeños dientes.

Antes de comprar un aloe, tenga en cuenta que necesitará un lugar que ofrezca luz solar brillante e indirecta (o luz solar artificial). La luz solar directa puede secar demasiado la planta y hacer que sus hojas carnosas se vuelvan amarillas, por lo que es posible que tengas que regar más a menudo si tu aloe vive en un lugar especialmente soleado.

ADVERTENCIA: El gel de las hojas de aloe vera puede utilizarse de forma tópica, pero NO debe ser ingerido por personas o animales domésticos.  Puede provocar síntomas desagradables, como náuseas o indigestión, e incluso puede ser tóxico en grandes cantidades.

Enfermedades del aloe vera ppt

El Aloe vera es una planta herbácea perenne de la familia de las Liliáceas que se cultiva por sus hojas suculentas que tienen diversos usos culinarios y medicinales. La planta de Aloe vera tiene un tallo corto y robusto y una roseta de hojas carnosas y lanceoladas con un margen dentado de pequeños dientes blancos. Las hojas pueden estar salpicadas de blanco y son de color verde pálido o verde grisáceo. Las plantas de Aloe vera producen una inflorescencia conspicua compuesta por flores amarillas péndulas densamente empaquetadas en una espiga que puede alcanzar los 90 cm (35 pulgadas) de altura. La planta en sí puede alcanzar 1 m de altura y puede vivir hasta 100 años si está bien cuidada. El Aloe vera también puede llamarse Aloe barbadensis o Aloe perfoliata y es originario de África oriental y meridional.

El Aloe vera puede cultivarse en una amplia gama de suelos, siempre que tengan un buen drenaje. En su área de distribución natural, el aloe suele crecer en suelos muy pobres en nutrientes. El aloe tolera muy bien la sequía, pero no tolera las heladas debido a sus hojas suculentas. Las plantas de aloe vera crecen bien en macetas y pueden mantenerse en el interior si se colocan en un lugar luminoso y soleado. Las plantas cultivadas en macetas deben plantarse en