Árbol de té para infecciones bucales

Terapia del árbol del té en la boca

El aceite de árbol de té es un componente popular de varios remedios dentales caseros, que ayudan a controlar la placa, refrescar el aliento, aliviar el dolor de dientes y tratar la enfermedad periodontal. Y los remedios naturales de bricolaje son atractivos para la gente por muchas razones, sobre todo porque el dolor de muelas puede aparecer cuando la consulta del dentista no está abierta. Hay un gran «pero»: el aceite puede ser tóxico si se ingiere, por lo que debe utilizarse en productos que se escupen, como la pasta de dientes y el enjuague bucal. Tampoco se conoce bien el umbral de toxicidad en humanos cuando se consume por vía oral. Por eso es tan importante consultar a un profesional de la salud antes de probar productos o remedios nuevos. Consulte a su dentista antes de probar cualquier remedio casero para el cuidado bucal. Para saber más sobre el aceite del árbol del té y los dientes, tenga en cuenta estas tres preguntas comunes junto con sus respuestas.

Cuando hablamos de aceite del árbol del té, nos referimos al aceite esencial puro de un árbol arbustivo del género Melaleuca – y normalmente Melaleuca alternifolia, un árbol arbustivo originario de Australia. Los aceites de fragancia y los aceites mezclados no tendrán los mismos beneficios que el aceite esencial de árbol de té al 100 %. El aceite volátil destilado de la planta tiene un olor penetrante y alcanforado, y es tradicionalmente popular en los remedios caseros. Resulta que esta popularidad tiene un respaldo científico: diversos estudios clínicos han demostrado que el aceite tiene actividad antibacteriana, antifúngica y antiviral, además de algunas pruebas iniciales de acción antiinflamatoria.

Desert essence mouthwas

La higiene dental es una profesión en la que se aprende a lo largo de toda la vida, con nuevos estudios y descubrimientos que proporcionan constantemente una gran cantidad de información y productos para ayudar a los pacientes a superar diversas afecciones orales. El flujo constante de investigación y opciones de tratamiento puede ser útil, pero mantenerse al día con la seguridad y eficacia de estos productos puede ser difícil tanto para los higienistas dentales como para los pacientes.    El aumento de la resistencia a los antibióticos y la lista de efectos secundarios que acompañan a muchas de las modalidades de tratamiento actuales han promovido un movimiento para simplificar lo que ponemos en nuestros cuerpos.    Derivados de fuentes vegetales naturales en sus formas más puras, los aceites esenciales tienen raíces ancestrales en la medicina y han encontrado una nueva vida en los últimos años debido a su amplia gama de beneficios para la salud.

La Melaleuca alternifolia, más conocida como aceite del árbol del té (TTO), es un aceite esencial destacado con propiedades antimicrobianas, antifúngicas, antivirales, antioxidantes y antiinflamatorias de amplio espectro.2,3 Originario únicamente de Australia, el verdadero aceite del árbol del té se produce como destilado de las hojas del arbusto melaleuca alternifolia, llamado árbol de corteza de papel.5 Sus propiedades medicinales fueron descubiertas por primera vez en la década de 1920 por el Dr. Penfold, quien descubrió que era doce veces más potente que el antiséptico corriente de la época.1

Aceite del árbol del té para los abscesos de las encías

El aceite del árbol del té procede del árbol Melaleuca, originario de Australia, y ha sido utilizado durante años por los indígenas Bundjalung del este de Australia. El nombre de «árbol del té» procede del capitán James Cook, que vio a los Bundjalung preparar un té con las hojas del árbol de Melaleuca.

Aunque las hojas del árbol de la Melaleuca se utilizaban antiguamente para hacer un tipo de bebida de té, el aceite del árbol del té es en realidad increíblemente poderoso por sí mismo y ha ayudado tradicionalmente a curar heridas menores. El Grupo de Investigación del Aceite del Árbol del Té de la Universidad de Australia Occidental estudió ampliamente el aceite del árbol del té y reveló que el aceite del árbol del té es eficaz como antibacteriano, antifúngico, antiviral y antiinflamatorio (ATTIA Ltd).

Otra gran manera de utilizar el aceite de árbol de té es para desinfectar naturalmente su cepillo de dientes y mantenerlo limpio. Basta con utilizar una gota para refrescar el cepillo de dientes entre cada uso. Aunque este método es estupendo para mantener alejadas las bacterias, sustituye siempre tu cepillo de dientes cada 3 meses para tener una boca sana.

¿es seguro enjuagarse la boca con aceite del árbol del té?

El aceite del árbol del té, también conocido como aceite de melaleuca, se ha utilizado con fines medicinales durante muchos años. Puede utilizarse como antiséptico, antifúngico, antibacteriano, antivírico y cosmético. El aceite del árbol del té tiene ciertas sustancias químicas llamadas terpenoides que tienen propiedades antisépticas y antifúngicas. Es un aceite esencial que se obtiene por destilación al vapor de las hojas de una planta australiana llamada Melaleuca alternifolia.    Originalmente, las hojas se utilizaban como sustituto del té, de ahí el nombre del aceite del árbol del té.

El aceite del árbol del té puede utilizarse para ayudar a frenar el mal aliento. Muchos dentífricos y productos bucales utilizan aceite de árbol de té en sus fórmulas. A veces incluso se utiliza en enjuagues bucales y otras soluciones para detener el mal aliento.

¿Por qué se utiliza el aceite de árbol de té para detener la halitosis? Bueno, tiene cualidades antifúngicas y antisépticas, lo que significa que puede atacar a los hongos y las bacterias que se alimentan de las partículas de comida que quedan en la boca. La propiedad antiséptica es principalmente lo que lo hace efectivo para prevenir el mal aliento.