Hidratos de carbono y proteinas

Carbohidratos en los cereales

El cuerpo descompone los carbohidratos en glucosa. La glucosa, o azúcar en sangre, es la principal fuente de energía para las células, los tejidos y los órganos del cuerpo. La glucosa puede utilizarse inmediatamente o almacenarse en el hígado y los músculos para su uso posterior.

No existe una cantidad única de hidratos de carbono que las personas deban consumir. Esta cantidad puede variar, dependiendo de factores como la edad, el sexo, la salud y si se está intentando perder o ganar peso. Por término medio, las personas deben obtener entre el 45 y el 65% de sus calorías de los hidratos de carbono cada día. En las etiquetas de información nutricional, el valor diario de los hidratos de carbono totales es de 275 g al día. Esto se basa en una dieta diaria de 2.000 calorías. Su valor diario puede ser mayor o menor en función de sus necesidades calóricas y de su salud.

Algunas personas siguen una dieta baja en carbohidratos para intentar perder peso. Esto suele significar comer 25g y 150g de carbohidratos cada día. Este tipo de dieta puede ser segura, pero debes hablar con tu médico antes de empezarla. Uno de los problemas de las dietas bajas en carbohidratos es que pueden limitar la cantidad de fibra que ingieres cada día. También pueden ser difíciles de mantener a largo plazo.

Diferencia entre carbohidratos y proteínas

Resumen del temaEl cuerpo utiliza tres nutrientes principales para funcionar: carbohidratos, proteínas y grasas. Estos nutrientes se digieren en compuestos más simples. Los hidratos de carbono se utilizan para obtener energía (glucosa). Las grasas se utilizan para obtener energía después de que se descompongan en ácidos grasos. Las proteínas también pueden utilizarse para obtener energía, pero su primera función es ayudar a producir hormonas, músculos y otras proteínas.

Leer más  Contraindicaciones de las uvas pasas

Después de una comida, el nivel de azúcar en sangre (glucosa) aumenta a medida que se digieren los hidratos de carbono. Esto indica a las células beta del páncreas que liberen insulina en el torrente sanguíneo. La insulina ayuda a que la glucosa entre en las células del cuerpo para ser utilizada como energía. Si no se necesita toda la glucosa para obtener energía, parte de ella se almacena en las células grasas y en el hígado en forma de glucógeno. A medida que el azúcar pasa de la sangre a las células, el nivel de glucosa en sangre vuelve a un rango normal entre las comidas. Varias hormonas y procesos ayudan a regular el nivel de azúcar en sangre y a mantenerlo dentro de un rango determinado (de 70 mg/dL a 120 mg/dL). Cuando el nivel de azúcar en sangre cae por debajo de ese rango, lo que puede ocurrir entre comidas, el cuerpo tiene al menos tres formas de reaccionar: Otras hormonas pueden elevar el nivel de azúcar en sangre, como la epinefrina (también llamada adrenalina) y el cortisol liberados por las glándulas suprarrenales y la hormona del crecimiento liberada por la hipófisis.

Loading...

Carbohidratos de los cuales azúcares

La mayoría de ellas se basan en la restricción de calorías o en minimizar la ingesta de una de las principales macromoléculas que se encuentran en los alimentos: las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas. Probablemente el ejemplo más famoso sea la dieta Atkins, que sugiere eliminar los hidratos de carbono de la dieta y mantenerse a base de proteínas y grasas.

Aunque estos sistemas dietéticos han permitido a muchas personas perder peso, debemos tener cuidado con alterar el equilibrio de las macromoléculas que ingerimos. Al fin y al cabo, el cuerpo las necesita todas para funcionar correctamente.

Leer más  Vitamina b12 inyectada beneficios

Los medios de comunicación pueden intentar decirte que las grasas son perjudiciales para tu salud e incluso venderte alimentos “sin grasas”. Sin embargo, las grasas son esenciales para la vida, ya que desempeñan funciones importantes, como aislarnos del frío y proporcionar un cojín a los órganos internos. En el cerebro, la grasa rodea las neuronas y permite que las señales eléctricas fluyan con eficacia, lo que nos da la capacidad de pensar y actuar con rapidez. A nivel celular, las grasas pueden actuar como portadoras de información y forman parte de la membrana celular. También son excelentes moléculas de almacenamiento de energía. En comparación con los hidratos de carbono y las proteínas, las grasas contienen el doble de calorías por gramo y pueden almacenarse durante años.

Cuándo utiliza el cuerpo la grasa para obtener energía

Es probable que haya oído hablar de la importancia de las proteínas, especialmente cuando se trata de rendimiento deportivo y de mejorar la composición corporal. Pero, ¿qué pasa con otros macronutrientes, concretamente con los carbohidratos y las grasas? ¿Cómo influyen en el rendimiento deportivo? Si no eres un atleta, pero eres físicamente activo, ¿las proteínas, los carbohidratos y las grasas también juegan un papel importante?

En un artículo anterior hablé de la importancia de las proteínas y de la ingesta recomendada para los atletas y otras personas que realizan actividades recreativas. Es probable que ya sepa que las proteínas reconstruyen los músculos, pero tienen muchas otras funciones importantes. Las proteínas son los componentes básicos de otros tejidos corporales, como los huesos, los cartílagos, la piel y la sangre. Además, las proteínas son necesarias para la producción de diferentes enzimas, vitaminas y hormonas. Obviamente, las proteínas son muy importantes. ¿Qué tipos de alimentos ricos en proteínas debemos consumir? Las mejores fuentes de proteínas son las carnes magras y las aves de corral, los huevos, el marisco, las judías y los guisantes, y los frutos secos y las semillas. Es importante consumir proteínas de diversas fuentes, ya que fuentes como el pescado y las semillas aportan otros l nutrientes como numerosas vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales. Para más información, consulte la tribuna de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva sobre las proteínas y el ejercicio.

Leer más  Gimnasia en casa para adelgazar