Rotura de fibras gemelo recuperacion

Complicaciones del desgarro del músculo de la pantorrilla

Los desgarros del músculo de la pantorrilla (gastrocnemio) suelen producirse en atletas recreativos de mediana edad mientras realizan acciones que requieren una contracción enérgica del músculo de la pantorrilla (por ejemplo, baloncesto, carreras en cuesta, tenis, etc.). Los desgarros del músculo de la pantorrilla tienen síntomas similares y se producen por un mecanismo parecido al de las roturas del tendón de Aquiles. La diferencia es la localización de la lesión. Las roturas del tendón de Aquiles afectan al propio tendón de Aquiles y el dolor se localiza justo encima de la parte posterior del talón. Las roturas del músculo de la pantorrilla se producen más arriba, donde el vientre del músculo se une a la fascia (unión musculotendinosa). La figura 1 muestra la localización típica de cada lesión. Debido a las similitudes entre las lesiones, en el diagnóstico debe descartarse una rotura del tendón de Aquiles. El tratamiento de los desgarros del músculo de la pantorrilla no es quirúrgico. En la mayoría de los casos, el tratamiento inicial incluye la modificación de la actividad (limitando las actividades de carga muscular), el uso de una bota (Cam Walker) y el uso de muletas.  A medida que el desgarro muscular se cura, se utilizan ejercicios de fisioterapia para recuperar toda la amplitud de movimiento y la fuerza muscular. Se puede esperar una mejora significativa en las dos primeras semanas, pero la recuperación completa puede tardar hasta 6-8 semanas. Pueden pasar muchos más meses hasta que se recupere la masa muscular de la pantorrilla que se había atrofiado (debilitado) por falta de uso.

Síntomas de un desgarro muscular en la pantorrilla

La mejor manera de recuperarse de un desgarro muscular en la pantorrilla es mediante protección, reposo, hielo, compresión y elevación (PRICE). Si se trata adecuadamente, la curación de los tirones de pantorrilla de grado 1 puede tardar hasta tres semanas, la de las distensiones musculares de grado 2 entre cuatro y seis semanas y la de los desgarros de grado 3 entre tres y cuatro meses.

Este daño da lugar a un desgarro parcial o total de las fibras musculares y los tendones adjuntos. En ocasiones, esto puede dañar los pequeños vasos sanguíneos y provocar hemorragias localizadas, hematomas y dolor como resultado de la irritación de las terminaciones nerviosas.

Los síntomas más notables de una distensión o desgarro del músculo de la pantorrilla son rigidez, hinchazón, dolor y hematomas. Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la lesión, puede dar lugar a síntomas más específicos según el grado:

Tratamiento del desgarro muscular de la pantorrilla

Una distensión se refiere a un músculo o tendón lesionado que se ha desgarrado parcial o totalmente. Una lesión en la pantorrilla se produce con mayor frecuencia durante la práctica de deportes en los que es necesario empujar con el pie rápidamente para conseguir un impulso repentino. El movimiento repentino puede estirar el músculo más allá de sus límites normales. Esto puede ocurrir de repente o con el tiempo. Varios deportes como el rugby, el fútbol, el tenis, el béisbol, el fútbol, el baile e incluso la simple carrera se ven afectados por las lesiones de distensión muscular en la pantorrilla. Las distensiones de pantorrilla son lesiones musculares comunes que, si no se gestionan adecuadamente, pueden provocar una nueva lesión y una recuperación prolongada.

– Músculo gastrocnemio: Su función principal es la flexión plantar de la articulación del tobillo junto con el sóleo y el plantar, lo que proporciona la fuerza de propulsión que se observa al caminar. También contribuye a la flexión de la articulación de la rodilla. El músculo gastrocnemio es más susceptible de sufrir lesiones, ya que se extiende tanto por la rodilla como por el tobillo.

El médico puede diagnosticar un tirón muscular en la pantorrilla mediante una exploración física, en la que comprobará si hay hinchazón, hematomas y enrojecimiento. También puede pedir a la persona que describa cualquier cambio reciente en su rutina de actividad física habitual.

Tiempo de recuperación de la lesión en la pantorrilla

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Una distensión de pantorrilla es una lesión de los músculos de la parte posterior de la pierna. Lo más habitual es que las distensiones de pantorrilla sean pequeños desgarros de algunas fibras musculares, pero el grueso del tejido muscular permanece intacto. Las distensiones más graves pueden causar un desgarro completo del músculo y la pérdida de su función.

Normalmente, las personas que sufren una distensión de pantorrilla notan un dolor repentino y agudo en la parte posterior de la pierna. El músculo más comúnmente lesionado cuando se produce una distensión de pantorrilla es el gastrocnemio medial.  Este músculo se encuentra en la parte interna de la parte posterior de la pierna.

Los músculos de la pantorrilla abarcan la distancia desde la rodilla hasta el tobillo, convirtiéndose en el tendón de Aquiles en la parte inferior de la pierna. El músculo de la pantorrilla está formado por dos músculos principales, el músculo gastrocnemio bicéfalo y el músculo sóleo.